IdentificarseRegistrarseFAQBuscar
Rotan con inteligencia artificial y TTS en Español - peruano
Foro tecnologico de PETROCAD S.A.
Fecha actual Lun Jun 25, 2018 8:28 am

Todos los horarios son UTC - 5 horas



Nuevo tema Responder al tema  [ 167 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 17  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Miembros del ALBA constituyen el Sucre
NotaPublicado: Sab Oct 17, 2009 11:37 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:42 pm
Mensajes: 4773
El grupo crea el Sistema nico de Compensación Regional (Sucre), que sustituirá al dólar en intercambios comerciales.

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: ALBA: sucre sí, alianza militar no
NotaPublicado: Dom Oct 18, 2009 12:07 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:42 pm
Mensajes: 4773
La VII cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas se clausuró en Cochabamba sin acuerdo para conformar una "alianza militar".

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Alba y Bicentenario
NotaPublicado: Mar Abr 20, 2010 12:10 pm 
Desconectado
Miembro de bronce
Miembro de bronce
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Abr 13, 2010 9:42 am
Mensajes: 40

---------- Comisión Política del Alba centra discusión en proyectos económicos, sociales y agenda bicentenaria La Comisión Política de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America (Alba), centró su agenda de discusión en los avances obtenidos en materia de intercambio comercial, programas sociales y actividades conmemorativas al Año Bicentenario de la Independencia 18 de abril de 2010 22:28:24
Comisión Política del Alba centra discusión en proyectos económicos, sociales y agenda bicentenaria ABN Aumentar La Comisión Política de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America (Alba), instalada este domingo en el salón Simón Bolívar de la Casa Amarilla, en Caracas, centró su agenda de discusión en los avances obtenidos en materia de intercambio comercial a traves del Sucre, programas sociales grannacionales y actividades conmemorativas al Año Bicentenario de la Independencia.

El coordinador permanente del Alba, vicecanciller Francisco Arias Cárdenas, destacó que se trata de una reunión especial por la celebración de 200 años del inicio de la gesta independentista. Por lo tanto, será un encuentro enfocado más hacia la revisión de avances, a partir de la pasada Cumbre de La Habana, que en discusión de aspectos netamente políticos, los cuales serán convocados en los próximos dos meses por el Consejo Político -conformado por los cancilleres de cada país miembro-.

Al respecto, detalló que los delegados de Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbudas y Venezuela, delegaciones presentes en la comisión, recibirán exposición de informe y gestión respecto al desarrollo del Sucre -avances, logros, problemas, perspectivas- y del Banco del Alba.

Además, informó Arias Cárdenas que, en materia social, los países abordan los programas desarrollados en beneficio a las personas con discapacidad, específicamente impulsadas por Cuba y Venezuela, a traves de sus ministerios de Salud, así como el problema climático mundial, en cual el ministro del Poder Popular para el Ambiente de Venezuela, Alejandro Hitcher, realizará una exposición previa a la próxima reunión de los pueblos del mundo en Cochabamba, Bolivia=


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: ERICK Más allá de las cumbres...Por una Patria
NotaPublicado: Mié May 12, 2010 3:46 am 
Desconectado
Miembro de cobre
Miembro de cobre
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Abr 16, 2010 1:08 pm
Mensajes: 16
ERICK Más allá de las cumbres...Por una Patria Libre?

Más allá de las cumbres...Por una Patria Libre
Yo vivo el mundo real con olor a monte, subiendo y bajando las colinas de mi existencia; mirando al horizonte en busca del alba, muy cerca al ocaso, pisando fuerte...
Bebiendo de los arroyos que se abren traz mi paso, yo soy el viento, el espacio y el tiempo: Soy quien soy, espada y escudo, arco, flecha y lanza mortal...
Soy el rio que surca el amazonas y desafia la bravura de lo inconfesable, soy el hijo del grito de una hermoza femina, nacido en los tiempos de guerra, de amor y paz...
soy esto y mucho más...
Aunque a veces me pierdo y soy parte de la nada, del vacio y la inexistencia, lo soy a proposito, amo y señor de lo que soy y lo que quiero ser...
Más a veces no sé de donde soy, ni a donde ir; en ese instante me miro en el espejo de la vida y la muerte...
Y compruebo que mi ser y mi sombra es más alta que todas las montañas y los montes del sinaí...
es entonces cuando reafirmo que mi destino es seguir luchando en busca de la irrenunciable libertad de una patria libre...
Erick Braga.
Iquitos, 10 de Mayo del 2010.


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: La coronacion de Thomas Shap: Lord Dunsany
NotaPublicado: Sab May 22, 2010 8:50 pm 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:42 pm
Mensajes: 4773

La coronacin de Thomas Shap (The coronation of Mr. Thomas Shap) es un relato fantástico del escritor británico Lord Dunsany.

El cuento fue publicado en la coleccin de relatos de 1912 El libro de las maravillas (The Book of Wonder).





La coronacin del señor Thomas Shap.

The coronation of Mr. Thomas Shap
, Lord Dunsany (1878-1957)


La ocupacin del señor Thomas Shap consistía en persuadir a los clientes de que la mercancía era genuina y de excelente calidad, y que en cuanto al precio su voluntad tácita sería consultada. Para llevar a cabo esta ocupacin todas las mañanas iba muy temprano en tren a unas pocas millas de la City desde el suburbio en donde pasaba la noche. Así era como empleaba su vida. Desde el momento en que por vez primera se dio cuenta (no como se lee un libro, sino como las verdades son reveladas al instinto) de la bestialidad propia de su ocupacin, y de la casa en la que pasaba la noche -su aspecto, forma y pretensiones-, e incluso de la ropa que llevaba puesta, desde aquel mismo momento dej de cifrar en ellos sus sueños, sus ilusiones, sus ambiciones; se olvid de todo excepto de aquel laborioso señor Shap vestido con levita que adquiría billetes de tren, manejaba dinero y a su vez podía ser manejado por las estadísticas. Ni el sacerdote que había en es señor Shap, ni el poeta, tomaron jamás el primer tren para la City.

Al principio solía hacer pequeños recorridos en su imaginacin, fijándose en su ensueño en los campos y ríos tendidos al sol, en los que éste sorprendía al mundo con mayor brillantez cuanto más hacia el sur. Luego empez a imaginar mariposas; después de eso, gente vestida de seda y templos que construían a sus dioses. Se advertía que el señor Shap era más bien callado, e incluso a veces distraído; mas no se criticaba su comportamiento con los clientes, para los cuales seguía siendo tan convincente como antaño. Por tanto, soñ durante un año más y, según soñaba, su fantasía se reforzaba. Leía todavía en el tren publicaciones baratas, seguía discutiendo los efímeros tpicos de la vida cotidiana y todavía votaba en las elecciones, aunque ya no lo hacía con todo su ser: su alma ya no intervenía. Había tenido un año agradable, aunque su imaginacin era completamente nueva para él, y a menudo le había descubierto cosas hermosas lejos de donde estaban disponibles, al sudeste del limbo crepuscular. Como tenía una mente lgica y prosaica, a veces decía: "Por qué he de pagar dos peniques en el teatro eléctrico cuando bastante fácilmente puedo ver gratis todo tipo de cosas?" Cualquier cosa que hiciera era ante todo lgica, y los que le conocían hablaban siempre de Shap como de "un hombre bueno, sensato y juicioso".

El día más importante de su vida, con mucho, fue a la ciudad como de costumbre en el primer tren a vender artículos plausibles a sus clientes, mientras su parte espiritual vagaba por tierras imaginarias. Según venía de la estacin, lleno de sueños pero completamente despierto, descubri repentinamente que el verdadero Shap no era el que iba al Comercio con fea ropa negra, sino el que vagaba a lo largo del borde de la jungla cerca de las murallas de una antigua ciudad oriental que surgía de la arena y que el desierto lamía con su eterna ondulacin. Solía imaginar que el nombre de esa ciudad era Larkar. "Después de todo, la ilusin es tan real como el mismo cuerpo", decía con perfecta lgica. Era una teoría peligrosa.

Al igual que en el Comercio, se daba perfecta cuenta de la importancia y el valor del método para aquella otra vida que llevaba. No dejaba que su fantasía vagara demasiado lejos hasta conocer perfectamente sus principales aledaños. En particular evitaba la jungla: no es que temiera encontrar allí un tigre (después de todo, no era real), mas sí que pudieran agazaparse extrañas criaturas. Cre Larkar lentamente: muralla a muralla, torres para los arqueros, puerta de latn, y todo lo demás. Y entonces, un día se persuadi, y con toda razn, de que toda aquella gente vestida de seda que recorría sus calles, sus camellos, sus mercancías procedentes de Inkustahn, la misma ciudad, eran producto de su voluntad, por lo que él mismo se hizo Rey. Después sonreía cuando la gente no se quitaba el sombrero a su paso por las calles, mientras caminaba de la estacin al Comercio; mas era lo suficientemente práctico como para reconocer que era preferible no comentar esas cosas con los que únicamente le conocían como señor Shap.

Ahora que era Rey de la ciudad de Larkar y de todo el desierto que se extiende hacia el este y el norte, dej vagar más lejos su fantasía. Se llev los regimientos de camelleros y abandon Larkar entre tintineos producidos por las campanillas de plata que llevaban los camellos debajo de la barbilla, y lleg a otras remotas ciudades del desierto que se alzaban al sol con sus blancas murallas y torres. Atraves las puertas de estas ciudades con sus tres regimientos vestidos de seda: el regimiento azul pálido estaba a su derecha, el regimiento verde cabalgaba a su izquierda y el regimiento lila iba delante. Cuando hubo atravesado las calles de cada una de las ciudades, y observado los modales de sus gentes, y contemplado la forma en que el sol daba en sus torres, se proclam Rey allí mismo y a continuacin sigui adelante con su fantasía. De esa manera pas de ciudad en ciudad y de país en país. Aunque el señor Shap era perspicaz, creo que pas por alto el ansia de engrandecimiento del que tan a menudo son víctimas los reyes. De manera que, cuando las primeras ciudades abrieron sus relucientes puertas y vio que la gente se postraba ante su camello, y que los lanceros le aclamaban a lo largo de innumerables balcones, y que los sacerdotes salían a hacerle reverencias, él, que nunca había tenido siquiera la más modesta autoridad en su mundo familiar, se volvi insensatamente insaciable. Apenas fue Rey dej que su fantasía vagase a velocidades desmesuradas, renunci al método, y ansi ampliar sus fronteras; de manera que se intern cada vez más en terrenos completamente desconocidos para él. La concentracin que mostr en sus desmesurados avances a través de países que la historia desconoce y de ciudades de tan fantásticos baluartes que, aunque sus habitantes eran humanos, sin embargo el enemigo al que temían no lo parecía tanto; el asombro con que percibi puertas y torres desconocidas incluso para el arte, y gente furtiva afluyendo por intrincados caminos para aclamarle como su soberano; todas esas cosas comenzaron a afectar su capacidad para el Comercio. Sabía como cualquiera que su imaginacin no podía gobernar aquellas hermosas tierras a menos que el otro Shap, por insignificante que fuera, estuviera bien amparado y alimentado: y el amparo y el alimento significan dinero, y el dinero Comercio. Su error se parecía más al de un jugador astuto que ignorara la codicia humana. Un día su imaginacin, vagando de buena mañana, lleg a una ciudad espléndida como el alba, en cuyas opalescentes murallas había puertas de oro, tan enormes que entre sus barrotes fluía un río en el que, cuando aquéllas se abrían, flotaban grandes galeones con las velas alzadas. De ellas sali danzando un grupo instrumental que ejecut una melodía alrededor de la muralla. Aquella mañana el señor Shap, el Shap corporal de Londres, se olvid del tren que le conducía a la ciudad.

Hasta hacía un año nunca había imaginado nada; no hay por qué extrañarse de que todas aquellas cosas recientemente imaginadas por su fantasía le jugaran al principio una mala pasada a la memoria de un hombre tan cuerdo. Dej por completo de leer los peridicos, perdi todo su interés por la política, y cada vez le importaban menos las cosas que pasaban a su alrededor. Incluso volvi a ocurrirle aquella desgraciada pérdida del tren de la mañana y la empresa le reprendi severamente por ello. Mas él se consol. Acaso no le pertenecían Aráthrion y Argun Zeerith y todo el litoral de Oora? E incluso cuando la empresa le critic, contempl en su imaginacin a los yaks en viajes agotadores, lentas partículas sobre los campos nevados, portando sus ofrendas; y vio los ojos verdes de los montañeses que le habían mirado de una manera extraña en la ciudad de Nith cuando entr por la puerta ...

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: El perseguidor: Carmen de Burgos
NotaPublicado: Jue Jun 10, 2010 1:54 pm 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 1:30 pm
Mensajes: 12121

El perseguidor (El perseguidor) es un relato fantástico de la escritora española Carmen de Burgos, publicado en 1917.

Se ha escrito mucho sobre el rol de la mujer dentro de El perseguidor, y es natural que así sea. Carmen de Burgos fue una activista incansable y su lucha por los derechos de la mujer, claramente, han trascendido el mundo concreto, fundiéndose también en su narrativa. El perseguidor, además de ser un cuento notable de la literatura de aquel período, evoca de un modo certero la visin crítica de Carmen de Burgos sobre la sociedad que le dio contexto a su vida y obra.


El perseguidor.
El perseguidor
, Carmen de Burgos (1867-1932)


Aquella Nochebuena traía hacia Matilde todas las nostalgias del recuerdo. No podía sustraerse a la evocacin de los aniversarios; tan fuertemente grabados en nosotros. Su espíritu, acostumbrado a pasar con ligereza de una impresin a otra, ávido de sensaciones y de emociones nuevas, parecía complacerse ahora en retrotraerse, hurtarse a lo real, para soñar con aquéllos: "en tal día como hoy", que le traían a la memoria escenas patriarcales de su vida española. Las fiestas de familia del hogar paterno, en una cortijada andaluza donde pas sus primeros años. Su padre, cazador impenitente, los condenaba a pasar allí diciembre y enero, para gozar la época del celo del macho y cazar las perdices con reclamo.

Veía hacer con pena todos los preparativos para dejar la casa de Crdoba y enterrarse en aquel cortijo de la sierra. Aquellos viajes eran de las impresiones más fuertemente grabadas en su alma, Unos viajes tristes, una caravana que cruzaba los parajes más escuetos y desolados de la sierra, sobre mulos y burros aparejados con aguaderas y silletas, sobre los que iban: ella, su madre y los criados; todos rodeados de bultos de ropa, de provisiones, de objetos que embarazaban más la marcha. Alguna pobre sirviente pasaba todo el camino sin soltar de la mano la jaula del loro o el objeto frágil que se le confiaba. Un viaje de ocho horas, por el campo reseco, desolado, cansados todos, sin hablar unos con otros; los muleros pinchando a las bestias para hacerles andar, sin más descanso que la parada en la venta para darles agua y para comer todos.

Los manjares habían tomado un gusto enmohecido siempre, un gusto a camino; una cosa reseca que le impedía comer los pollos fritos, la tortilla y el jamn como si hubieran perdido su condicin apetitosa para hacérsele insoportables; el vino tenía gusto a pez, y el agua de aljibe resultaba amargosa y dura. Después de la comida, volvía a ponerse en marcha la caravana, previa la pesada ocupacin de acomodar sobre los aparejos a las mujeres y se continuaba en silencio, adormilados, vencidos por los vapores de la digestin. De vez en cuando una cruz sobre un montecillo de piedras surgía a la vera del camino. Los hombres se quitaban el sombrero y las mujeres se santiguaban.

Alguien ponía la leyenda:
-Aquí mat la Guardia civil al Gallina y al Pavo--, decía uno.
-Ahí encontraron el cadáver del Covachuela--, referían otra vez.
-En ese lugar mataron al Corregidor y sus dos hijos, los bandidos.

Se pasaba las estrechas gargantas decoradas por las cruces fatídicas, con el corazn oprimido, oyendo las historias de bandidos, de hechos audaces, de crímenes. Ella personificaba todas aquellas figuras en su memoria y las veía como una pesadilla a su alrededor. El momento de satisfaccin era al llegar a lo alto de la escarpada cuesta, a cuyo pie, en el fondo de un valle abierto entre las montañas, estaba su cortijo. Era una visin bella la de aquel pedazo de terreno abierto como un oasis en el verdor del valle, protegido por las montañas, como oculto en su regazo; resultaba poético el cortijo con su porche blanco, y su aspecto de casita de aldea. Pero al llegar volvía a sentir la misma impresin de habitaciones enmohecidas, en las grandes estancias de suelo de traspol y techo de cañizo, reservadas para su familia. La vida allí se le hacía insoportable. Pasaban los días lentos, largos, largos como días del Polo, interminables, iguales siempre.

Su padre, acompañado de tres o cuatro señores de la ciudad, que eran sus invitados a la cacería, se levantaba antes de la madrugada y reunidos todos en la gran cocina del cortijo, se calentaban por fuera con la gran llamarada de una ebulaya y por dentro, con la copa de aguardiente que les abrasaba el estmago y el paladar. Enseguida salían, bien abrigados en sus capotes, cada uno con un mozo que llevaba el pájaro a la espalda, y cargados con sus escopetas, su morral y la cartuchera al cinto. Tenían que andar varias leguas, cerro arriba, para llegar al lugar donde se les había construido el puesto, una especie de torren de piedra, oculto entre atochas y palmas, frente al cual, sobre un acho o montn de tierra alto, se colocaba el reclamo, oculta la jaula entre plantas, y allí desde el alba estaban horas y horas en acecho para matar a las perdices. Volvían al mediodía cansados, rendidos, para comer y acostarse. Por la noche en la velada se reunían todos, con las aparceras y mozas, junto al fuego. Entonces era cuando se veían. La madre había pasado el día recibiendo visitas de los campesinos, que llegaban cada uno con su ofrenda: huevos, longaniza, espárragos, palomitos o pollos, y preparando las comidas, cada una de las cuales tenía honores de banquete para sus convidados. La conversacin era siempre la misma llena de quejas, de violencias de disputas Los vencedores, los (que se habían emperchado aquella mañana unos pares de perdices daban la bigotera a los desgraciados, y se contaban episodios e historias que lo justificaban todo.

Unos afirmaban que, apenas luci el alba, su reclamo empez a cantar bellas jácaras y a dar de pie, amoroso, pero que el monte no le contest. Otros se quejaban de la mudez del suyo, que no respondi a los que cantaban cerca, sin duda acobardado por la gallardía de los libres. A veces se habían puesto los machos demasiado cerca, y uno de los reclamos había robado al otro, hartándose su dueño de disparar tiros a las perdices que escapaban del otro puesto. En realidad, cada uno de aquellos pares de perdices eran un drama de amor y de falsía casi humanos. Las dos perdices libres y dichosas, oían el canto enardecido del macho solitario. La tentacin de la hembra, atraída por aquel macho, le haría contestarle, y bien pronto se entablaba un diálogo de promesas de amor entre ella y el desconocido, a pesar de las valiosas protestas de su compañero para hacer callar al intruso. El desconocido vencía siempre y la hembra venía emocionada, algo recelosa, coqueta, gallarda, en busca de su nueva aventura; asomaba la cabecita, alta y de medio lado, en la que hacía blanco, desde su tronera, el cazador. Y el reclamo sabía que la habían matado y cantaba cruel, contento, alegre, vencedor. El macho desolado contesta con rencor y amargura; el canto de los dos se hace agresivo, insultador, hasta que el engañado va ciego de ira a precipitarse contra su rival, y un nuevo disparo le hace caer muerto.

El buen reclamo celebra su triunfo y, ya educado en la falsía cerca de las hembras, vuelve a entonar sus amorosas jácaras para atraer a una nueva y veleidosa incauta. Ella se cas para escapar de aquel tormento de los dos meses de cacería. Se cas con el primer señorito de Crdoba que la requiri de amores y que le habl de vivir en Madrid. Pero a los tres meses de casados, antes de realizar su sueño de salir de la ciudad, su marido muri. Libre, sin hijos dueña de una posicin slida y acomodada, quiso ser libre. La seguían encadenando las costumbres provincianas y no fue sin escándalo, como logr trasladar su residencia a la Corte. Toda la ciudad criticaba, Qué iría a hacer una mujer viuda y sola en Madrid? No faltaba alguna vieja y piadosa devota que compadecía: -Pobre Matildita!; quiere ahogarse en esa gran pocilga de la Corte, y deja estos lugares de paz. Dios la ampare!" En su primer viaje, después de pasar el invierno en Madrid, Matilde encontr la ciudad insoportable. Dudaron muchas damas si debían de ir a visitarla; se comentaron sus trajes y sus modales; ella veía ...

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: El horror del monticulo: Robert E. Howard
NotaPublicado: Jue Jun 24, 2010 3:25 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 1:30 pm
Mensajes: 12121

El horror del montícul* (The horror from the mound) es un relato de vampiros del escritor norteamericano Robert E. Howard -el creador de la saga de Conan, el Bárbaro-, publicado en la edición de mayo de 1932 de la revista Weird Tales.

Se trata de un cuento clásico de Robert E. Howard, y uno de los mejores relatos de vampiros del pulp norteamericano; género que necesariamente está ligado a ciertas convenciones poco amables para el lector "culto".


El horror del montícul*.
The horror from the mound, Robert E. Howard (1906-1936)

Steve Brill no creía en fantasmas ni demonios. Juan López sí. Pero ni la cautela de uno ni el inconmovible escepticismo del otro iban a escudarles del horror que cayó sobre ellos, el horror que los hombres habían olvidado durante más de trescientos años, la espantable criatura monstruosamente resucitada de eras negras y perdidas. Y, sin embargo, mientras aquella tarde Steve Brill se hallaba sentado en la algo desvencijada escalera de su casa, sus pensamientos estaban tan lejos de amenazas sobrenaturales como puedan llegar a estarlo los de hombre alguno. Lo que tenía en mente era amargo, pero de orden material. Examinaba con la vista su granja y maldecía. Brill era alto, enjuto y duro como el cordobán, un auténtico hijo de los pioneros de cuerpos férreos que le arrancaron el oeste de Texas a la naturaleza salvaje. Tenía la piel atezada por el sol y era fuerte como un cornilargo. Sus esbeltas piernas calzadas con botas mostraban sus instintos de cowboy y, en esos momentos, se maldecía por haber dejado la silla de montar de su resabiado mustang convirtiéndose en granjero. No tenía madera de granjero, admitió con un juramento el combativo joven.

Con todo, la culpa no era del todo suya. Un invierno de lluvias abundantes, cosa tan rara en el oeste de Texas, había prometido buenas cosechas. Pero, como de costumbre, habían ocurrido cosas imprevistas. Un temporal tardío había destruido todos los frutos en sazón. El cereal, que había tenido un aspecto tan prometedor, había sido hecho pedazos y aplastado por granizadas terroríficas justo cuando empezaba a volverse de color amarillo. Un periodo de intensa sequía, seguido de otro temporal, había acabado con el maíz. Y luego el algodón que, de algún modo, había logrado resistirlo todo, cayó ante una plaga de saltamontes que dejó desnudo el campo de Brill en apenas una noche. Así fue como Brill llegó a su actual situación, sentado, jurándose que no renovaría su arriendo, agradeciendo fervorosamente que la tierra en la que había malgastado sus sudores no fuese suya, y que hubiese aún grandes extensiones hacia el oeste donde un hombre joven y fuerte podía ganarse la vida cabalgando y cazando las reses a lazo.

Sentado, entregado a sus lúgubres pensamientos, Brill vio acercarse a su vecino Juan López, un viejo y taciturno mexicano que vivía en una choza justo al otro lado de la colina, cruzando el arroyo, y que apenas si lograba ganarse la vida. En los últimos tiempos estaba roturando una porción de tierra en una granja adyacente y, al volver a su choza, cruzaba una de las esquinas del prado de Brill. Brill, distraído, le vio franquear la valla de alambre de espino y seguir el sendero que sus viajes anteriores habían trazado entre la hierba rala y reseca. Llevaba ya un mes entregado a su actual quehacer, derribando los retorcidos troncos de los mezquites y cavando hasta extraer sus raíces, increíblemente largas. Brill sabía que siempre seguía el mismo camino para volver a su hogar. Y, observándole, Brill se percató de que se desviaba a un lado, aparentemente para evitar un pequeño montícul* redondeado que se alzaba por encima del nivel de los pastos. López dio un amplio rodeo alrededor de ese punto y Brill recordó que el viejo mexicano siempre ponía una buena distancia entre él y el lugar. Y otra cosa pasó por la distraída mente de Brill: que López siempre apretaba el paso cuando cruzaba junto al montícul*, y que siempre se las arreglaba para hacerlo antes de la puesta del sol, aunque los aparceros mexicanos acostumbraban a trabajar desde la primera luz del alba hasta el último destello del crepúsculo, especialmente en aquellos trabajos de limpieza de terrenos, en los que cobraban por acres y no por días. A Brill se le despertó la curiosidad.

Se puso en pie y bajó a saltos la no muy pronunciada ladera sobre la que se alzaba su vivienda, llamando al mexicano que se alejaba con paso cansino.

Eh, López, espera un minuto.

López se detuvo, mirando a su alrededor, y permaneció inmóvil, sin dar muestras de interés alguno, mientras el hombre blanco se le aproximaba.
López dijo Brill, arrastrando las palabras, no es que sea asunto mío, pero quería hacerte una pregunta, cómo es que siempre das tanta vuelta alrededor de ese viejo montícul* indio?
No sabe gruñó lacónicamente López.
Eres un mentiroso respondió jovialmente Brill. Ya lo creo que sabe; hablas el inglés igual de bien que yo. Qué pasa, crees que ese montícul* está encantado o algo parecido?

Brill podía hablar y leer castellano pero, como la mayoría de los anglosajones, prefería hablar en su propia lengua. López se encogió de hombros.

No es un buen lugar, no bueno musitó, evitando mirar directamente a Brill a los ojos. Hay que dejar que las cosas escondidas descansen.
Apuesto a que estás asustado de los fantasmas se burló Brill. Cuernos, si eso es un montícul* indio, los indios deben llevar tanto tiempo muertos que sus fantasmas se habrán gastado del todo.

Brill sabía que los mexicanos analfabetos sentían una aversión supersticiosa hacia los montículos que podían hallarse esparcidos por todo el suroeste... reliquias de una era perdida y olvidada, conteniendo los huesos polvorientos de los jefes y guerreros de una raza perdida.

Es mejor no molestar a lo que se esconde en la tierra gruñó López.
Tonterías! repuso Brill. Yo y unos cuantos más nos metimos en uno de esos montículos, en la comarca de Palo Pinto, y sacamos trozos de esqueletos con algunas cuentas y puntas de flecha de pedernal, y cosas parecidas. Conservé algunos dientes durante algún tiempo hasta que los perdí, y nunca me persiguieron los fantasmas por eso.
Indios? resopló inesperadamente López. Quién ha hablado de indios? En esta tierra hubo otros que no eran indios. En los viejos tiempos aquí sucedieron cosas extrañas. He oído las historias de mi gente, transmitidas de generación en generación. Y mi gente ha estado aquí desde mucho antes que la suya, señor Brill.
Sí, tienes razón admitió Steve. Los primeros hombres blancos que llegaron a este país fueron españoles, por supuesto. He oído decir que Coronado pasó a no mucha distancia de aquí, y la expedición de Hernando de Estrada cruzó esta zona hace..., hace mucho tiempo..., no sé cuánto.
En mil quinientos cuarenta y cinco dijo López. Montaron su campamento aquí donde ahora se alza su corral.

Brill se volvió para mirar el cercado de su corral, donde se alojaban una vaca macilenta, dos caballos de tiro y su montura.

Cómo es que sabes tanto de eso? preguntó lleno de curiosidad.
Uno de mis antepasados estuvo con Estrada contestó López. Un soldado, Porfirio López, le habló a su hijo de esa expedición, y éste le habló a su hijo, y así fue pasando por el linaje familiar hasta llegar a mí, que carezco de hijo al que contarle la historia.
No sabía que fueras de tan buena cuna dijo Brill. Puede que sepas algo sobre el oro que se suponía que Estrada ocultó en algún lugar de por aquí.
No había oro gruñó López. Los soldados de Estrada no llevaban más que sus armas, y se abrieron paso combatiendo a través de una comarca hostil... muchos dejaron sus huesos a lo largo del camino. Luego, muchos años después, una caravana de mulas de Santa Fe fue atacada por los comanches a pocos kilómetros de aquí y esos escondieron su oro y escaparon; de modo que las leyendas acabaron por mezclarse. Pero ahora ni siquiera su oro está aquí, porque los cazadores de búfalos gringos lo encontraron y cavaron hasta dar con él.

Bill asintió, abstraído, sin apenas escuchar. No hay otra parte en todo el continente ...

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Osmín JuáReflexiones sobre el rumbo del "Gobie
NotaPublicado: Mar Jul 13, 2010 2:21 am 
Desconectado
Miembro de bronce
Miembro de bronce
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Abr 13, 2010 9:42 am
Mensajes: 40
Osmín JuáReflexiones sobre el rumbo del "Gobierno del Cambio" en El Salvador


Reflexiones sobre el rumbo del "Gobierno del Cambio" en El Salvador
Osmín Juárez Rebelión pienso y hablo en el centro del vientre de la ballena neo-colonial. Yo, el poeta, soy en este caso y en general, el colonizado y la voz del colonizado. Roque Dalton
El Debate del Rumbo y el Rumbo del Debate
A un año de la histórica y esperanzadora toma de posesión del "Gobierno del Cambio", estamos inmersos en un debate sobre el rumbo de este gobierno, que revela que el presidente y el FMLN van por rumbos diferentes. Es evidente que el presidente Mauricio Funes, ha elegido el rumbo de las elites neocoloniales, gobernando en función del fracasado proyecto neoliberal. El rumbo del FMLN, al menos en teoría, es hacia una Cultura Socialista de Poder Popular. Esa es la visión y misión plasmada en sus estatutos, siendo practicada en la intervención en la V Internacional Socialista y la ALBA a tráves de gobiernos locales. En abordar sin miedo el debate del Socialismo en el Siglo XXI, planteando un paradigma basado en la Cosmovisión Originaria enrumbada a vivir bien. Y en la necesidad de cambiar los artículos petreos de y la constitución rumbo a la descolonización. NO olvidemos que en el Siglo XXI, la Izquierda Revolucionaria es la que se plantea, en teoría, una Alternativa Socialista al fracaso del capitalismo y neoliberalismo (ver Harnecker en rebelion.org); pero para avanzar en ese rumbo al FMLN le falta poder.

El rumbo del debate debe fluir en estrategias para resolver el problema de poder del FMLN y la Izquierda. Ese rumbo exige consenso en la Izquierda para generar cambios desde las posiciones conquistadas, y plantea dos vertientes de Lucha Cultural: (1) La alfabetización/capacitación política de las poblaciones en los Municipios gobernados por el FMLN y/o con presencia de Movimientos Populares de Izquierda, para crear, ampliar y/o consolidar Culturas y Mecanismos de Poder Popular, articulada a la Política Social del FMLN desde el estado. Que se complementa con (2) La movilización de los Movimientos Populares articulados al FMLN contra las políticas que la derecha impulsa desde el estado. Los objetivos son: Rechazar y revertir esas políticas nefastas para el país y la MadreTierra que no están en el programa de gobierno, y politizar a la población, articulando al FMLN y los Movimientos Populares en una Izquierda Amplia.

Rumbo a Concertaciones y Confrontaciones
Articular la Izquierda Amplia y dinamizar la Lucha Cultural (ver Juárez en rebelion.org) exige una concertación entre el FMLN y los Movimientos Populares de Izquierda, que tiene su fortaleza en el consenso de enrumbar un Gobierno de Izquierda Socialista local y nacional. Por el contrario, la concertación entre FMLN y la elite de derecha con la que co-gobierna es debil; debido a la arrogancia del presidente y la antagonía e incompatibilidad de las políticas mercantilistas con las sociales(istas). Por eso, NO fructificará. Y sobre todo, porque las elites de derecha NO están dispuestas a perder más poder, y la visita de los golpistas hondureños las motiva a un reacomodo y las envalentona con declaraciones que auguran más confrontaciones.

Rumbo a esas confrontaciones, del FMLN, es bueno rememorar al Frente como la articulación de una Izquierda Amplia Guerrillera que en 12 años de lucha político-militar venció militarmente a la dictadura y el imperio, pero NO tomó el poder, mas logró posicionarse en la sociedad. Y al Partido que despues de 17 años de lucha sociopolítica, articulado con una elite de derecha venció electoralmente a la cultura neo-liberal, pero NO tomó el gobierno, mas logró posicionarse en el estado. Para comprender que enrumbar el gobierno hacia una Cultura de Izquierda, exige vencer sociopolítica-culturalmente al presidencialismo y neo-colonialismo. Lo que proyecta la articulación de la Izquierda Amplia en el Partido de Movimientos, superando la alianza del 2009, convirtiendose en el Instrumento Político para la Revolución Democrática. Su misión es el despliegue de una Movilización Popular Permanente que potencie las dinámicas sociopolíticas y culturales de cambio en marcha, desde abajo, acumulando poder para las luchas electorales del 2012 y 2014. Y desde el estado, impulsando los cambios del programa de gobierno.

En ese rumbo, vencer al presidencialismo y neo-colonialismo exige una victoria político-electoral en 2012, que posicione a la Izquierda Amplia con mayoría en la Asamblea Legislativa. Para eso, críticamente, la dirigencia del FMLN debe superar la percepción que se ufana de haber crecido en intención de voto en las encuestas, paralela a la del presidente que se ufana de haber aportado medio millón de votos al caudal que lo hizo vencedor junto al FMLN. Ambos olvidan que fue una victoria mínima: de 2 puntos como máximo. Y sobre todo olvidan, que el voto duro de la derecha sobrepasa el millón de votos y que su declive sólo podrá comprobarse en la siguiente contienda electoral, donde el FMLN tiene el desafío de alcanzar/sobrepasar esa cifra por primera vez. Y especular NO resuelve la tarea de alfabetizar políticamente a la parte del pueblo que hizo posible 20 años de gobierno de ARENA. Se trata de las clases más pobres, que paradójicamente son las bases del accionar radicalizado de la derecha. Esas realidades son suficientes para que la Izquierda Amplia se descolonice idelogicamente de las tesis pueblista, clasista y vanguardista.

En ese sentido, hay una lección en el fracaso del presidente y sus leales, al intentar concertar y re-activar al Movimiento que posibilitó su victoria para ponerse a la vanguardia de los Cambios â=80" fueron rechazados por los Activistas, que arduamente trabajaron durante la Campaña y como premio fueron, deliberadamente, marginados del gobierno. Eso le dice a la dirigencia del FMLN que debe dejar de ver como financiadores y potenciadores de campañas electorales a una parte importante de la militancia, a quienes luego le cierra espacios de debate, intervención y decisión en el partido y el gobierno. La dirigencia deberá re-organizaciónrse, y luego deberá: (1) Escuchar y evaluar las propuestas, complementándose con la militancia y los Movimientos Populares. (2) Articular equipos multidisciplinarios que superen el criterio â=80=98únicoâ=80=99 de la â=80=98confianzaâ=80=99, que perdió posiciones importantes, complementándolo con la experiencia y eficiencia de las generaciones que conforman el FMLN. (3) Definir y articular la red de los Comites de Base articulados a las organizacións de Partido y Movimientos Populares, un mar de Comites que inunde todo el país, para garantizar buen gobierno local y nacional. Esta re-organizaciónción en el FMLN y la articulación con los Movimientos Populares es necesaria para resolver el problema de dispersión que ha enrumbado el debate a organizar movimientos y partidos alternativos, enfrentándonos como izquierdas, pero que NO resuelve el problema de dirigencias y gobiernos sin rumbo.

¿Rumbo a un Gobierno de Izquierda o continuismo del presidencialismo?
El FMLN ha tomado una posición en el estado que debe consolidar. Y al intento de organizaciónr y desplegar una Política Social que beneficie a las mayorías pauperrimas, se le reconocen innovaciones: La entrega de útiles, calzado y alimentos a niños y jóvenes en edad escolar. Y muchas otras, que NO son cambios organizaciónles, NI el despegue rumbo a un Gobierno de Izquierda. Esto se debe a que la concertación del FMLN y la elite de derecha con la que co-gobierna, ha derivado en confrontación por el cambio de modelo socio-económico, que por hoy inclina el gobierno hacia la derecha a traves de la figura del presidente.

El presidente, al más alto nivel del gobierno, es el único que puede tomar decisiones importantes. Yendo en contra del programa de gobierno concertado, donde la descentralización del estado y la autonomía de instituciones como la PNC, serían centrales para cambiar la cultura corrupta de gobernar el país. Cambió el presidente, pero la cultura del presidencialismo continua gobernando para el neo-colonialismo de las empresas transnacionales, en cuya defensa, el presidente mostró una arrogancia viceral ofendiendo a los/las diputadas, y venciendo a la Asamblea Legislativa.

Ese presidencialismo ha revelado que el FMLN es partido de gobierno a medias. Esa fue la cuota â=80=98astutamenteâ=80=99 negociada por la dirigencia del FMLN, además de permitirle excesivas potestades y potenciar el personalismo del hoy presidente. Es más, la dirigencia del FMLN ocultó ese acuerdo para no dañar la campaña, y una militancia â=80=98disciplinadaâ=80=99 aceptó y asumió esa decisión. Develando ese secretismo infundado se revelan las relaciones dirigencia-militancia en el FMLN y partido-presidente en el gobierno, donde como buenos colonizados, NO recreamos a San Romero y Schafik: A pensar con cabeza propia y decir lo que pensamos con energía al rey y su cofradía. De ahí, veamos el resultado de la â=80=98astuciaâ=80=99 de la dirigencia y la â=80=98disciplinaâ=80=99 de la militancia: El FMLN aliado con un candidato
â=80=98viableâ=80=99, apoyado por sus leales de derecha, logró sacar a ARENA del gobierno, y con creces, pues ARENA se dividió y está sufriendo la peor crisis de su historia. Pero lo estrategico para gobernar, el control de los recursos del estado que generan y reproducen poder, quedó en manos de la derecha, que no es lo mismo, pero es igual.

El control de los recursos estrategicos del estado le permiten al presidente y su cofradía, una posición dominante en el gobierno, y un amplio margen de maniobra en la confrontación con el FMLN. En esa "guerra fría", el presidencialismo se ha anotado dos importantes victorias: Una en defensa de las transnacionales telefónicas y otra concediendole a las derechas el control del RNPN, donde confinó y condenó al FMLN, a ser minoría en la Asamblea Legislativa. Igualmente dominante e intransigente ha sido el presidente con los funcionarios que ha destituído, exigiendo "lealtad" a su mandato â=80" pero siendo leal a los designios del imperialismo USAmericano, haciendo gestión de apoyo al golpe de estado en Honduras, mostrando cómo el presidencialismo es útil para administrar las neo-colonias con la figura de los estados-nacionales â=80=98independientesâ=80=99. Y para colmo, el presidente ha ofendido la memoria de Monseñor Romero, al gobernar para los ricos, esfuerzo en el que ofendió extremadamente a quienes lo hicieron presidente. ¿Llegará el turno de ofender al presidencialismo?
Si la concertación no fructifica, podriamos arribar a la cúspide de la confrontación, en el esfuerzo legítimo de derribar al presidente y su cofradía. Para lo cual es bueno rememorar e invocar la huelga de brazos caídos de 1944 que derribó al tirano. Y dos de las Insurrecciones Originarias-Populares en el Sur, que es nuestro Norte en la Lucha de Culturas que derribó dos presidentes en 2003 y 2005, en mi amada Bolivia. NO olvidemos que en el Siglo XXI, somos parte de la Revolución Democrática Continental, donde las Insurrecciones se legitiman con Elecciones y las Elecciones se defienden con Insurecciones que subordinan los presidentes al mandato Popular y Constitucional.

EN CONCLUSIÓN
A un año del "Gobierno del Cambio" vemos dos culturas en confrontación disparando discursos de concertación. Por un lado, la cultura del presidencialismo que domina con fuerte apoyo de las elites transnacionales y neo-coloniales, que se oponen a los cambios del programa de gobierno en particular, y a los que amenacen su disminuido poder en general. Y por otro lado, el FMLN y su intento de desplegar una cultura de Izquierda en el gobierno, pero con poco poder y margen de maniobra. En pobreza de cambios organizaciónles, el presidencialismo demuestra que seguimos colonizados en estados-nacionales in-â=80=99dependientesâ=80=99, para las/los que celebran el â=80=98bicentenarioâ=80=99. Por ende, enrumbar este gobierno hacia una Cultura de Izquierda, nos plantea una misión descolonizadora, y el reto de articular una Izquierda Amplia que subvierta el presidencialismo, rumbo a una cultura donde los presidentes gobiernen obedeciendo el mandato popular. Esa Lucha Cultural va en marcha, impregnada de la voz desobediente y descolonizadora de San Romero de las Americas, a quien le ofrendo el fuego de la sagrada hoja de Coca para que la Irreverente e Insurrecta Identidad de Izquierda de Roque y Schafik, nos ilumine y acompañe ad infinitum.

Epígrafe
Roque Dalton (1970-73). Un Libro Rojo para Lenin. UCA Editores 2001. San Salvador.

Enlaces en Internet
Marta Harnecker (2010). America Latina y el Socialismo del Siglo XXI. Inventando para no errar. Rebelión. http://www.rebelion.org/docs/102813.pdf
Osmín Juárez (2007). Más allá de la Lucha de Clases: La Lucha Cultural de los Pueblos Originarios en la Izquierda Amplia. Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56303
Osmín Juárez (2008). Construyendo la Cosmovisión de la Izquierda Amplia. Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64804
Índice de Abreviaciones
ALBA: Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America
ARENA: Alianza Republicana Nacionalista
FMLN: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional
PNC: Policía Nacional Civil
RNPN: Registro Nacional de Personas Naturales


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Lindsay Lohan es una atrevida monja
NotaPublicado: Jue Jul 15, 2010 3:12 pm 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 1:30 pm
Mensajes: 12121
La actriz aparece en el afiche promocional de _Machete_, filme que protagonizan Danny Trejo, Jessica Alba y Robert de Niro.

Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: El remolino: Lord Dunsany
NotaPublicado: Lun Jul 26, 2010 5:55 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 1:30 pm
Mensajes: 12121

El Remolino (The Whirlpool) es un relato fantástico del escritor británico Lord Dunsany.

El cuento fue publicado en la colección de relatos de 1908: La espada de Welleran y otras historias (The sword of Welleran and other stories).




El Remolino.

The Whirlpool, Lord Dunsany (1878-1957)

Una vez, al dirigirme a la costa del mar inmenso, me encontré con el Remolino, que yacía boca abajo sobre la arena y extendía sus miembros enormes al sol. Le pregunté:

Quién eres?

Y él me respondió:

Me llamo Nooz Wana, el que Anega los Barcos, y vengo del Estrecho de Pondar Obed, donde tengo costumbre de agitar los mares. Allí di caza a Leviatán con mis manos cuando él era joven y fuerte; a menudo se me deslizaba de entre los dedos y huía entre los bosques de algas que crecen bajo las tormentas en el crepúsculo que reina en el fondo del mar; pero por fin lo atrapé y lo domestiqué. Porque allí acecho el fondo del océano, a medio camino entre las rodillas de cada despeñadero, para montar guardia en el Estrecho y evitar el paso de todos los barcos que intentan llegar a los Mares Lejanos; y toda vez que las blancas velas de los barcos erguidos vienen hinchadas doblando la esquina del escarpado de los espacios iluminados por el sol del Estrecho, apoyándome firme en el fondo del océano, con las rodillas algo flexionadas, cojo las aguas del estrecho con ambas manos y las echo a girar en torno a mi cabeza. Pero el barco viene deslizándose, los marineros cantan en sus cubiertas canciones de las islas y llevan el rumor de sus ciudades a los mares solitarios; hasta que me ven de pronto oponerme a su curso a horcajadas y quedan atrapados en las aguas que yo hago girar por sobre mi cabeza. Luego atraigo las aguas del Estrecho hacia mí y hacia abajo, cada vez más cerca de mis terribles pies y con mis oídos escucho por sobre el bramido de mis aguas el clamor final del barco; porque justo antes de que los atraiga al fondo del océano y los aplaste con mis pies destructores, los barcos lanzan un último clamor y con él parten las vidas de los marineros y se desprende el alma del barco. Y en el último clamor de los barcos están las canciones que los marineros cantan, sus esperanzas y todos sus amores, la canción del viento entre sus mástiles y sus maderos cuando se erguían en los bosques mucho tiempo atrás, el susurro de la lluvia que los hacía crecer y el alma del pino elevado o la encina. Todo esto vuelca un barco en el clamor que emite al final. Y en ese momento sentiría piedad del barco si pudiera; pero siente piedad el hombre que sentado cómodo junto al fuego, narra cuentos en el invierno; no le está permitida la piedad a quien hace el trabajo de los dioses; y, así, cuando lo atraigo en círculos en torno a mis hombros hacia mi cintura y de allí, con sus mástiles inclinados, hacia mis rodillas y más y más abajo todavía, hasta que los pendones de su mastelero aletean contra mis tobillos, yo Nooz Wana, el que Anega los Barcos, levanto los pies y aplasto sus maderos, que vuelven otra vez a la superficie del Estrecho sólo como astillas quebradas y el recuerdo que guardaban los marineros de sus amores tempranos para trasladarse por siempre en los mares vacíos.

Una vez cada cien años, por un día solamente, descanso en la costa y tuesto mis miembros al sol sobre la arena; de ese modo los barcos erguidos pueden atravesar el estrecho desprovisto de guardia y hallar las Islas Afortunadas . Y las Islas Afortunadas se encuentran entre las sonrisas de los soleados Mares Lejanos; allí los marineros pueden contentarse y no anhelar nada; y, si anhelan algo, lo poseen.

Allí no llega el Tiempo con sus horas hambrientas; ni tampoco los males de los dioses o los ombres. Estas son las islas en que las almas de los marineros descansan todas las noches de recorrer los mares y donde vuelven a tener la visión de lejanas colinas íntimas con sus huertos sobre los campos iluminados por el sol; también pueden hablar allí con las almas de antaño. Pero aproximadamente al alba los sueños gorjean y levantan vuelo y, dando la vuelta tres veces en torno a las Islas Afortunadas, se lanzan otra vez al encuentro del mundo de los hombres; detrás van las almas de los marineros como, al caer el sol, con lento movimiento de las alas majestuosas, la garza sigue el vuelo de los grajos multitudinarios; pero las almas regresan para encontrar cuerpos que se despiertan dispuestos a soportar las fatigas del día. Estas son las Islas Afortunadas a las cuales pocos han llegado, salvo como sombras errantes en la noche, y sólo por breves instantes.

Pero no me demoro más del tiempo necesario para recobrar el vigor y la fiereza, y al ponerse el sol, cuando mis brazos vuelven a tener fuerza y siento en las piernas que puedo plantarlas otra vez con firmeza en el fondo del océano, vuelvo a hacerme cargo de las aguas del Estrecho y a montar guardia otra vez en el paso de los Mares Lejanos por otros cien años. Porque los dioses son celosos y temen que sean muchos los hombres que lleguen a las Islas Afortunadas y hallen allí contento. Porque los dioses no tienen contento.

Lord Dunsany (1878-1957)


Más relatos de Lord Dunsany. I Relatos góticos. I Relatos fantásticos.


Más literatura:
El resumen del cuento de Lord Dunsany: El Remolino (The Whirlpool) fue escrito por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a ***.com


Fuente


Arriba
 Perfil    
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 167 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 17  Siguiente

Todos los horarios son UTC - 5 horas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados



Buscar:
Saltar a:  
cron

Click to reveal copyright notice
- Politica de Privacidad -