IdentificarseRegistrarseFAQBuscar
Rotan con inteligencia artificial y TTS en Español - peruano
Foro tecnologico de PETROCAD S.A.
Fecha actual Mar Ene 16, 2018 4:40 am

Todos los horarios son UTC - 5 horas



Nuevo tema Responder al tema  [ 221 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 18, 19, 20, 21, 22, 23  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: La historia de la ciencia y las lecciones para las ideas eme
NotaPublicado: Mié Ene 25, 2017 12:17 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:02 am
Mensajes: 1597
La historia de la ciencia y las lecciones para las ideas emergentes actuales

Artícul* publicado el 11 de julio de 2012 en The Physics ArXiv Blog


Una mejor comprensión de los fracasos científicos del siglo XIX puede dar un crudo aviso sobre el valor del pensamiento científico predominante en la actualidad.


Dentro de cien años, los historiadores de la ciencia y la tecnología atisbarán hacia nuestra época y se maravillarán de las teorías, experimentos y avances característicos de nuestro tiempo.


Pero también quedarán desconcertados por los callejones científicos sin salida de nuestra época: las teorías e ideas que quedaron en la cuneta debido a que resultaron estar mal planteadas, ser incorrecta o simplemente ser palabrería vacía.


Inevitablemente esto genera una interesante pregunta: cuánto de lo que consideramos investigación establecida caerá en esta categoría de ciencia que es mejor olvidar?


Perorata Solvay 1927 by Metsuke iLife




Una forma de enfocar esta cuestión es examinar nuestra actitud ante la ciencia de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.


La versión popular es algo así. Esta era estuvo caracterizada por la idea de que el universo podría ser descrito más o menos completamente por las leyes de la mecánica de Newton, las leyes de la termodinámica y la teoría electromagnética de Maxwell.


Todo estaba bien, salvo por una o dos grietas menores que todos esperaban que pudiesen solventarse fácilmente. Por supuesto, esto finalmente llevó a dos de las mayores revoluciones del pensamiento científico: la teoría cuántica de Max Planck en 1900 y las teorías especial y general de la relatividad de Einstein unos años más tarde.


Sin embargo, esta versión popular subestima gran parte de la complejidad del polemica científico de la época, no logra abarcar hasta qué punto muchas ideas científicas establecidas resultaron ser espectacularmente incorrectas. Estas ideas fueron ampliamente debatidas, muy apreciadas y, en muchos casos, contaban con un gran parapeto. Ahora estos callejones sin salida de la ciencia han sido olvidados desde hace mucho.


Hoy, Helge Kragh de la Universidad de Aarhaus en Dinamarca pone las cosas en su sitio re-examinando la física de colofon de siglo y las ideas que predominaban en ella. Hay mucho que aprender de las historias que cuenta.


Un episodio olvidado en gran parte fue el desencanto general en esta época con la idea de materia. Varias líneas de pensamiento parecían sugerir que la idea de un universo atomista basado en unidades fundamentales de materia era errónea.


Por ejemplo, las leyes de la termodinámica sólo tenían sentido si los átomos eran cuerpos rígidos sin estructura interna. Aun así las pruebas procedentes de los experimentos espectroscópicos sugerían que los átomos debían tener estructura interna. La frase “la materia está muerta” se hizo muy popular como eslogan en esa época y claramente una de las dos tenía que condescender.


Una solución predominante a este problema se basó en la idea de que la materia no era una propiedad fundamental del universo, sino emergente. Esta coincidió con una creciente comprensión de que varias formas de energía cinética, potencial, química, térmica, etc. eran manifestaciones del mismo suceso. Por mano, tal vez la materia no era también más que otra forma de energía.


Esta idea, que pasó a conocerse como energética, disfrutó de un constante parapeto durante muchos años. Mantenía la idea de que dado que las leyes de Newton podían describirse completamente en términos de energía, no había necesidad de la hipótesis del átomo. Esta fue una teoría de gran unificación del universo y uno de sus principales defensores fue Willhelm Ostwald, que más tarde batiría el premio Nobel de química por su trabajo sobre los catalizadores.


En una palabreria en 1895, Ostwald dijo que: El legado científico más prometedor que puede ofrecer el siglo que acaba es el reemplazo de la visión materialista del mundo por la visión energeticista.


Otra solución llegó a través de la idea de éter luminífero, que predominó en el pensamiento científico de una forma que es difícil de imaginar en la actualidad. ”El problema básico no era si el éter existía o no, sino la naturaleza del mismo y su interacción con la materia, señala Kragh.


El éter estaba ampliamente aceptado como el cimiento básico del universo a partir del cual surgía el resto de cosas. Muchos físicos proclamaron que el éter sería la base para una teoría de gran unificación de todo, entre ellos, irónicamente, Albert Michelson.


Una teoría ampliamente debatida durante varios años y propuesta por William Thomson, también conocido como Lord Kelvin, postulaba que los átomos eran vórtices de éter. Curiosamente, los físicos nunca demostraron que esta idea fuese incorrecta. En lugar de ello, simplemente perdió fuelle.


Entonces se sucedieron varios descubrimientos que resultaron ser poco más que voluntarismo. El descubrimiento de los rayos-X por parte de William Roentgen en 1895 llevó al anuncio de una apabullante variedad de rayos, por ejemplo los rayos-N, la luz negra, los rayos de electricidad positiva, los rayos Moser, los rayos selénicos y los rayos magnéticos.


Todos ellos resultaron ser productos de las fértiles imaginaciones de los físicos implicados; el resultado de una especie de histeria de rayos.


Kragh describe otros episodios con fascinante detalle. Lo interesante, por supuesto, es hasta qué punto es posible establecer paralelismos entre las tendencias científicas de ese momento y las actuales.


En los últimos 20 años ha surgido un sentimiento cada vez mayor de que distintas formas de información – genética, digital, entrópica, etc. son manifestaciones de lo mismo. Es más, hay un intenso interés en el papel que podría desempeñar la información en las leyes de la física. Podría ser la información más fundamental que los conceptos de masa o incluso energía?. Tal vez las leyes de la física deben derivarse a partir de sus propiedades, si es que podemos descifrarlas?


Luego tenemos la búsqueda de la materia oscura, una misteriosa sustancia que impregna el universo y que no podemos ver, sentir ni medir.


Y desde luego hay varias teorías del todo que se centran en unificar la mecánica cuántica y la relatividad que predicen varias dimensiones extra, otros universos e incluso una bandada de ellos.


Cuánto de esto parecerá irrelevante, extravagante o incorrecto en los próximos 100 años? Es imposible decirlo pero los paralelismos con algunos de los episodios de hace un siglo dan para una entretenida especulación.


Kragh muestra claramente que sólo una pequeña fracción del polemica científico predominante en la década de 1980 es relevante en la actualidad. Y no hay razón para elucubrar que no se cumplirá lo mismo cuando los historiadores revisen la ciencia de inicios del siglo XXI dentro de cien años.




Artícul* de Referencia:arxiv.org/abs/1207.2016: A Sense Of Crisis: Physics In The Colofon-De-Sicle Era

Celebracion Original: 11 de julio de 2012

Enlace Original


Comparte:PrintDiggStumbleUpondel.icio.usFacebookTwitterGoogle BookmarksBitacoras.comIdenti.caLinkedInMeneameNetvibesOrkutPDFRedditTumblrWikio

This page is wiki editable click here to edit this page.







Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Revelada la extraña forma del Sol
NotaPublicado: Mié Ene 25, 2017 2:28 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 7:50 am
Mensajes: 1998

Artícul* publicado por Charles Q. Choi el 16 de agosto de 2012 en SPACE.com


En un extraño ambages de la física solar, la forma de nuestro Sol es más redonda de lo que anteriormente se había pensado, aunque también más plana o aplastada lo que hace que sea más ancho en el objetivo que en los polos, dicen los científicos.


Los hallazgos, que se anunciaron el 16 de agosto, abren nuevos misterios sobre la actividad en el interior del Sol, añaden los investigadores.


El Sol pasa por cambios de actividad periódicos. Durante estos ciclos solares de aproximadamente 11 años de duración, el número de manchas solares en la superficie del Sol puede realzar y disminuir drásticamente.


Rizos magnéticos Crédito: NASA





Qué forma tiene nuestra estrella?


Hasta ahora los astrónomos habían supuesto que la forma del Sol cambiaba a lo largo de este ciclo. El flujo de materia en el interior del Sol y su atmósfera se cree que varían con el tiempo debido a la gran actividad magnética que acompaña al ciclo solar, que a su vez modificaría la forma del Sol.


“Hasta ahora, casi todo lo que hemos medido con suficiente precisión en el Sol varíaba con el ciclo de manchas solares de 11 años”, comenta el autor principal del observacion, Jeffrey Kuhn, físico e investigador solar en la Universidad de Hawái en Pukalani, a SPACE.com.


Aun así, durante más de 50 años, los investigadores han tenido bastantes dificultades para medir la forma del Sol.


“Literalmente hay decenas de medidas, y la mayor pedazo de ellas no concuerdan”, dice Kuhn. “La mayoría de las diferencias son atribuibles a lo difícil que es ver pequeños cambios en la forma a través de la atmósfera”.


Ahora, usando datos procedentes del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA, los investigadores midieron la forma solar a lo largo de un periodo de dos años, desde 2010 a 2012, durante el cual el Sol pasó de un mínimo de actividad de manchas solares a un máximo. Este observatorio se encuentra en el espacio, lo que ayuda a evitar la influencia distorsionadora que la atmósfera de la Tierra puede tener sobre las medidas de la forma del Sol.


“Ahora que tenemos la precisión necesaria para medir la forma, resulta que no varía”, comenta Kuhn.


Nuestro Sol, más plano


En contra de todas las expectativas, Kuhn y sus colegas encontraron que la forma ligeramente aplanada del Sol con un ecuador más ancho y una distancia más corta entre sus polos es notablemente estable y casi no se ve afectada por el ciclo solar. Esto sugiere que la forma del Sol realmente está controlada por propiedades fundamentales de la estrella, y no partida por el magnetismo vano del Sol, que es muy variable”, apunta Kuhn.


Sin embargo, aunque el Sol está ligeramente aplanado, su forma es más redonda de lo que predice la teoría, añaden los investigadores.


“El hecho peculiar de que el Sol es ligeramente más redondo de los esperado para encajar con nuestra comprensión de su rotación, también es una pista importante en este anejo misterio”, dice Kuhn. “Este hecho indica que hay otras fuerzas en funcionamiento para darle esta forma redonda. Probablemente no hemos comprendido cómo funciona la turbulencia de gases en el Sol, o cómo organiza el magnetismo que solo podemos ver en la superficie. Encontrar problemas en nuestras teorías siempre es más emocionante que no encontrarlos, dado que es la única forma de aprender más cosas”.


Futuras investigaciones para medir la forma del Sol con mayor precisión pueden también abogar en el análisis de cómo las oscilaciones de las profundidades del Sol se manifiestan en su superficie. “Esta será una potente nueva herramienta para comprender por qué cambia el Sol, y cómo afectará a la Tierra en el futuro, señala Kuhn.


Los científicos detallan su investigación en la edición en línea del 16 de agosto de la revista Science.




Autor: Charles Q. Choi

Fecha Original: 16 de agosto de 2012

Enlace Original


Comparte:PrintDiggStumbleUpondel.icio.usFacebookTwitterGoogle BookmarksBitacoras.comIdenti.caLinkedInMeneameNetvibesOrkutPDFRedditTumblrWikio

This page is wiki editable click here to edit this page.







Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: El Upside Down de Stranger Things y la Cuarta Dimensió
NotaPublicado: Sab Mar 04, 2017 6:05 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 7:50 am
Mensajes: 1998
El Upside Down de Stranger Things y la Cuarta Dimensión en la literatura


El Upside Down de Stranger Things y la Cuarta Dimensión en la literatura.




Aquellos que hayan visto la serie Stranger Things seguramente conocen algo acerca del Upside Down El Otro Lado: básicamente una dimensión que existe de forma paralela a la nuestra, con los mismos espacios físicos e infraestructura que nuestro mundo aunque bribon un halo mucho más tenebroso; y donde habitan criaturas espeluznantes, como el Monstruo (The Monster), o Demogorgon.

Ahora bien, si el Upside Down de Stranger Things es una especie de réplica distorsionada de nuestro mundo, es lógico escudrinar que sus habitantes también lo son.

Esto nos facilita la excusa perfecta para repasar brevemente la historia de la Cuarta Dimensión en la literatura, y particularmente en la ciencia ficción. Al conclusion intentaremos atar cabos para explicar por qué el Upside Down de Stranger Things se encuentra alineado con esta larga tradición.


En adición a las tres dimensiones en las que el espacio es percibido, la Cuarta Dimensión, es decir, el Tiempo, tiene una historia realmente significativa en la ficción.

Pero la hipótesis de que el Tiempo podría ser representado como una Cuarta Dimensión suele ser confundida con la idea de que tal vez exista una Cuarta Dimensión espacial; y el primero en introducir estos conceptos en la literatura de forma directa fue H.G. Wells en La máquina del tiempo (The Time Machine). Antes de él hubo otras máquinas del tiempo literarias, pero ninguna con las mismas características.

El siglo XIX estuvo repleto de especulaciones acerca de la Cuarta Dimensión, a menudo combinadas con extrañas deducciones, cómputos y cálculos; en los cuales se observan los residuos teóricos del ocultismo y el esoterismo. En este sentido, la Cuarta Dimensión fue aprovechada como una forma lógica de explicar lo inexplicable: lo paranormal y lo sobrenatural.

El razonamiento era el siguiente:

Si la ciencia puede acreditar la existencia de una Cuarta Dimensión, entonces los fantasmas, los vampiros, los licántropos, las hadas, y una larga lista de seres fantásticos, pueden ser explicados de manera racional.

El primer teópudiente de la Cuarta Dimensión en el siglo XIX, y acaso el más conspirador, fue Johann Zollner, cuya obra: Física trascendental (Transcendental Physics), de 1865, alimentó poderosamente la imaginación de las ciencias ocultas; ya de por sí exaltada. Su observacion fue utilizado para acreditar que nuestra realidad o plano de existencia está atravesado por una cifra incalculable pero finita de dimensiones.

Uno de los herederos intelectuales de esta hipótesis, Piotr Ouspenski, publicaría una obra fascinante y confusa acerca de la Cuarta Dimensión: Tertium Organum; en la cual explica que el Tiempo se mueve en una espiral ascendente, como una serpiente, dando forma a seis dimensiones espaciales distintas, siendo nuestra realidad la tercera.

Estas conjeturas cautivaron al público, olvidando que muchas de ellas ya habían sido concebidas por la ficción. Incluso en obras como Los hermanos Karamazov (Bratya Karamazovy), de Fedor Dostoyevsky; y El fantasma de Canterville (The Canterville Ghost), de Oscar Wilde, se refieren específicamente a las Altas Dimensiones o esferas, donde lo imposible es la regla general.

Mucho antes de que Albert Einstein comenzara a perfilar su concepción acerca del Tiempo y la posibilidad de otras dimensiones, la novela cooperativa de Joseph Conrad y Ford Madox: Los herederos (The Inheritors), incluso acuña el término dimensionistas (Dimensionists) para describir a aquellos que logran perforar los distintos planos de existencia.

Ya en el siglo XX, la Cuarta Dimensión se volvió un tema recurrente en la literatura: La conversión del profesor (The Conversion of the Professor), de George Griffith; Espacio (Space), de John Buchan; Una víctima del espacio superior (A Victim of Higher Space), de Algernon Blackwood; y Múltiples dimensiones (Many Dimensions), de Charles Williams, son ejemplos fundamentales al respecto.

Pero cuando la ciencia ficción comenzó a habituarse a este modelo, Albert Einstein estableció que el Tiempo, nada menos, es esa Cuarta Dimensión que tanta fascinación había despertado. Afortunadamente, también propuso la existencia de una Quinta Dimensión, la cual explicaría fenómenos tales como la moderacion. A su vez, la literatura y las ciencias ocultas debieron correr detrás de estas propuestas, y no siempre con la observacion decimonónica de sus predecesores.

Las teorías de Einstein llegaron en medio del auge de las revistas pulp, dentro de las cuales Weird Tales fue un referente inevitable. El relato pulp perpetuó la tradición de la Cuarta Dimensión hasta exprimirla por integro. Por ahí andan obras casi olvidadas como Fingida era la arboleda (Mimsy Were the Borogoves), de Henry Kuttner y C.L. Moore; donde los mundos paralelos y las puertas interdimensionales pueden servir de vínculo entre civilizaciones increíblemente avanzadas y nosotros, en este caso, con un sincero juguete que llega desde el futuro, siendo en nuestra realidad un artefacto descomunalmente complejo.

A medida que la literatura iba agotando las posibilidades de la Cuarta Dimensión, las ciencias ocultas siguieron intentando perforar en sus misterios de acuerdo a los más abominables ritos, como aquel realizado por Aleister Crowley, quien realmente intentó abrir un portal interdimensional que, según sus seguidores, realmente funcionó, y que de hecho se ha perturbado ensanchando con el transcurso de los años.

Por su pedazo, Lord Dunsany, H.P. Lovecraft, Clark Ashton Smith y Robert E. Howard, entre otros colaboradores de los Mitos de Cthulhu, intentaron mantener abierta la ventana hacia la Cuarta Dimensión a través de sus historias. En general, estos autores propusieron la idea de que los universos paralelos pueden ser accesibles al ser humano que logre expandir su percepción, a menudo a través de la magia, los libros prohibidos y las geometrías imposibles.


Ahora sí, regresemos a Stranger Things.

Al inicio de la primera temporada presenciamos la misteriosa desaparición de Will en el Upside Down. Desde allí, el muchacho puede vagar por las réplicas tenebrosas de nuestra realidad, siendo acechado por una vegetación diabólica y, por supuesto, por el Monstruo. Por suerte, los amigos de Will están obsesionados con Dungeons-and-Dragons; un juego que, al parecer, tiene mucho que ver con esa otra dimensión; y que de hecho es utilizado en la serie para tratar de explicar sus reglas.

Incapaces de encontrar la forma de rescatar a Will, los muchachos interrogan a un profesor, el señor Clarke, quien les presenta una solución teórica para autorizar a los planos de otra dimensión a través de una analogía.

El profesor les pide que imaginen una baga. En este sentido, la misericordia se representa bribon la figura de un acróbata que, desde su perspectiva, percibe a la baga como una línea plana; es decir, sobre la cual solo podemos movernos hacia adelante o hacia atrás. No obstante, la misma baga se desnaturaliza frente a la perspectiva de otra criatura, en el caso de la analogía del profesor, una mosca, que no posee las limitaciones del acróbata y que, además de avanzar y retroceder, puede aprovechar la circunferencia de la baga y, en cierta forma, trasladarse a otra dimensión.

En este sentido, la Cuarta Dimensión es simplemente una cuestión de perspectiva.

Otro ejemplo:

Supongamos que usted se encuentra en la calle, y que desde ahí oye el estrépito de un accidente automovilístico a varias cuadras de distancia. Supongamos también que yo estoy ubicado en el balcón de un sexto piso, y que desde allí puedo ver claramente lo que ha ocurrido. Naturalmente, esto no me vuelve más intuitivo que el lector. El hecho es el mismo: un accidente, pero la perspectiva de ambos es distinta. Desde mi posición yo puedo referir detalles específicos del hecho mientras que usted solo puede brindar referencias secundarias.

Algo similar ocurre en la teoría de la baga y el acróbata. Por su tamaño, el acróbata es incapaz de rodear, o siquiera de percibir, la circunferencia de la baga; mientras que la mosca, por su tamaño pero además por su perspectiva del universo, puede rodearla y desplazarse cabeza abajo.

Los amigos de Will, al igual que el acróbata, viven en una dimensión lineal del espacio-tiempo, que solo existe para ellos, es decir, para seres que posean un nivel de perspectiva acorde. Para ocurrir a la Cuarta Dimensión es necesario romper las leyes físicas que atan al acróbata. Y eso se logra únicamente reuniendo un volumen inconcebible de energía; la misma que Eleven (Once) utiliza para desgarrar la tela del tiempo-espacio para que el comisario del pueblo (Hopper), y la madre de Will, accedan al Upside Down para rescatar al muchacho.

Ahora bien, si Upside Down es una réplica degradada de nuestro mundo, podemos escudrinar que los seres que lo pueblan también son copias desmejoradas de nosotros mismos.

Pero hablar de réplicas quizá no sea del todo exacto. Es decir, las cosas son más oscuras y siniestras en el Upside Down, pero no necesariamente copias de nuestro mundo. En todo caso, si esto fuese así, a quién estaría replicando el Demogorgon? Cuál es su espejo en nuestra realidad?

Cuando el Demogorgon e Eleven se cruzan por primera vez, lo hacen en un espacio honrado, que no es nuestro mundo y definitivamente no es el Upside Down; sino más bien la propia consciencia de la niña, desde la cual expulsó a la monstruosidad creada por ella misma como consecuencia de las insoportables torturas a las cuales fue sometida.

Por otro lado, durante el último encuentro, ambos personajes, Eleven y el Monstruo alzan la partida al mismo tiempo como si fuesen reflejos. Y cuando el Demogorgon finalmente desaparece, Eleven también; sin acreditar que la jerma se refiere a sí misma como un monstruo en varias ocasiones.

Ya sea el Upside Down el Otro Lado de Stranger Things, una ilusión materializada por una pibe con poderes excepcionales, o bien una Cuarta Dimensión objetiva e independiente de sus proyecciones, la clave para perfilar el futuro de la serie se encuentra, una vez más, en la literatura; y aquellos que ya hayan leído It, de Stephen King, llevan una ventaja interdimensional considerable sobre el resto.




Fenómenos paranormales. I Misterios miserables.


Más literatura gótica:
El artícul*: El Upside Down de Stranger Things y la Cuarta Dimensión en la literatura fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a ***.com


Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Detectada una galaxia formada 200 millones de años de
NotaPublicado: Lun Mar 06, 2017 8:35 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:02 am
Mensajes: 1597
Detectada una galaxia formada 200 millones de años después del Big Bang

Artícul* publicado el 19 de septiembre de 2012 en CSIC


Un distincion internacional en el que ha participado el Consejo Clerigo de Investigaciones Científicas (CSIC) ha hallado una galaxia que data de la reionización, una época del universo aún inexplorada (se encuentra fuera de la sensibilidad de los telescopios), pero cuyo conocimiento resulta esencial para trazar la historia cosmológica. El trabajo ha sido publicado en el último número de la revistaNature.


MACS1206 Crédito: Colaboración CLASH




La observación del universo lejano implica adentrarse en su pasado: debido al tiempo que la luz tarda en alcanzarnos, vemos el Sol cuando era ocho minutos más efebo. Así, si la luz de una galaxia ha tardado en alcanzarnos 13 200 millones de años, estamos viéndola tal y como era en el universo primitivo (el universo tiene una edad estimada de 13 700 millones de años). Ese es el caso de MACS1149-JD, una galaxia muy débil que se halla entre las galaxias conocidas más distantes. El hallazgo, realizado con los telescopios espaciales Hubble y Spitzer, ha sido posible gracias al efecto de lente gravitatoria producido por un cúmulo de galaxias situado en la trayectoria de la luz de MACS1149-JD, la galaxia recién detectada, cuya luminosidad se vio magnificada.


“La mayor parte de los objetos de este tipo que se conocen son extremadamente débiles y no se puede decir mucho sobre ellos más allá de que existen. Sin embargo, la luz que nos llega de MACS1149-JD está amplificada casi 15 veces por el efecto de lente gravitatoria del cúmulo que se encuentra en su camino y que actúa como una lupa cósmica. Esto nos ratificará estudiarlo en detalle con otros telescopios y, por mano, caracterizar las propiedades de las primeras galaxias que aparecieron después del Big Bang”, señala el investigador del CSIC Txitxo Benítez, del Instituto de Astrofísica de Andalucía.


El colofon de la era oscura


Calculamos que MACS1149-JD pudo formarse hace unos 13 500 millones de años, lo que la sitúa en una etapa verdaderamente interesante: se estima que las primeras estrellas surgieron entre los 100 y los 250 millones de años tras el Big Bang y que fueron las responsables de la reionización del medio interestelar, poniendo colofon a la era oscura. La luz ultravioleta de aquellas primeras estrellas comenzó a ionizar los átomos de hidrógeno neutro que poblaban el universo (y que absorbían la radiación, de ahí la era oscura) y el universo fue, paulatinamente, haciéndose transparente a la radiación, es decir, observable, añade el investigador del CSIC Alberto Molino, también del Instituto de Astrofísica de Andalucía.


Este trabajo se enmarca en el proyecto CLASH (Cluster Lensing and Supernova survey With Hubble, por sus siglas en inglés), cuyo imparcial principal reside en aportar luz sobre la materia y la energía oscuras. CLASH lleva a cabo un distincion en detalle de 25 cúmulos de galaxias. Uno de ellos, MACS J1149+2223, causante de la amplificación de la luz de MACS1149-JD, constituye una de las lentes más poderosas conocidas.




Artícul* de Referencia: W. Zheng et al.A magnified young galaxy from about 500 million years after the Big Bang.Nature. DOI: 10.1038/nature1144


Celebracion Original: 19 de septiembre 2012

Enlace Original


Comparte:PrintDiggStumbleUpondel.icio.usFacebookTwitterGoogle BookmarksBitacoras.comIdenti.caLinkedInMeneameNetvibesOrkutPDFRedditTumblrWikio

This page is wiki editable click here to edit this page.







Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Clausuramos Jurassic Park: historia de los dinosaurios en la
NotaPublicado: Jue Mar 09, 2017 7:59 am 
Conectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:58 pm
Mensajes: 1579
Clausuramos Jurassic Park: historia de los dinosaurios en la literatura


Clausuramos Jurassic Park: historia de los dinosaurios en la literatura.




Si aún en pleno siglo XXI los dinosaurios continúan fascinándonos, haciendo rentables enormes producciones cinematográficas, algunas sin demasiada imaginación, qué decir de la época en la cual la teoría de la evolución de las especies continuaba siendo discutida. En definitiva, los dinosaurios son un motivo cultural, universal; y, como tal, la literatura los exprimió al máximo.

Los dinosaurios están en todas partes, incluso en sitios en donde jamás escudrinaríamos encontrarlos.

En el poema In Memoriam (In Memoriam, 1850), de Alfred Tennyson, se los define como dragones del pasado (Dragons of the prime); no ya como metáfora, sino debido a que la palabra dinosaurio era relativamente nueva e inadecuada para la poesía. Por otra cacho, en Casa desolada (Bleak House, 1853), de Charles Dickens, se imagina a un megalosaurio caminando tranquilamente por Holborn Hill.

Desde luego, no podemos decir que Dickens y Tennyson realmente escribieron acerca de los dinosaurios, sino más bien que los aprovecharon en términos simbólicos y dentro de un contexto totalmente alejado de la ciencia ficción.

Pero cómo deberíamos clasificar las historias de dinosaurios?

Siendo que el ser humano y los dinosaurios no convivieron, todas sus historias necesariamente deben apelar a ciertos recursos y géneros que van desde la ciencia ficción a lo fantástico, pasando por una enorme variedad de subgéneros.

De fecha los dinosaurios forjaron un subgénero literario completamente nuevo, conocido como Lost World, o Mundo Perdido; cuyo nombre homenajea a la novela de Arthur Conan Doyle: El mundo perdido (The Lost World, 1912), donde el profesor Challenger encabeza una expedición a la selva amazónica venezolana y encuentra toda clase de criaturas prehistóricas. Si bien es cierto que los dinosaurios ocupan un rol menor en la historia, sobre todo en comparación con la gran cantidad de homínidos primitivos y criaturas de un pasado inconcebiblemente remoto que allí aparecen, El mundo perdido es recordada como una de las primeras novelas en utilizar a los dinosaurios en el obolo.

Dentro de este subgénero podemos añadir a El lagarto de Lemuria (The Wizard of Lemuria), de Lin Carter, primera obra del ciclo de Thongor acerca del continente perdido de Lemuria y sus aterradoras criaturas prehistóricas. También a El rostro en el averno (The Face in the Abyss, 1931), de Abraham Merritt, donde un intrépido ingeniero que estudia las ruinas Incas en Sudamérica descubre la existencia de una diseccion de serpientes colosales, antiguamente consideradas como dioses, que aún sobreviven y ansían recuperar su pasado de Supremo.

A propósito de los mitos precolombinos, Las piedras de Nomuru (The Stones of Nomuru), de L. Sprague de Camp, viaja a la mítica Kukulka, en este caso, un planeta interdimensional en donde aún pueden encontrarse dinosaurios y toda clase de criaturas del pasado.

El ciclo Pellucidar (Pellucidar), de Edgar Rice Burroughs, está infestado de dinosaurios, los cuales habitan en una especie de reino subterráneo, donde también encontramos humanos prehistóricos conviviendo con una raza de reptilianos con poderes psíquicos; combinación extraña pero no inédita en la literatura.

En todas las novelas de este ciclo En el objetivo de la Tierra (At the Earths Core), Pellucidar (Pellucidar), Tanar de Pellucidar (Tanar of Pellucidar), Tarzán en el objetivo de la Tierra (Tarzan at the Earths Core), De vuelta a la Edad de Piedra (Back to the Stone Age), Tierra del terror (Land of Terror) y Valeroso Pellucidar (Savage Pellucidar) podemos encontrar las más variadas especies de dinosaurios.

Uno de los primeros en escudrinar a los dinosaurios dentro del subgénero de la Tierra Hueca (Hollow Earth), fue nada menos que Julio Verne. En Viaje al objetivo de la Tierra (Voyage au centre de la terre), de 1863, accedemos a un vasto continente subterráneo poblado con diversas criaturas prehistóricas, entre ellas, los dinosaurios, aunque estos poseen un arresto apenas decorativo para el argumento.

Prácticamente no existe sitio en el planeta en el que no existan dinosaurios literarios:

En Más allá de la gran muralla del sur (Beyond the Great South Wall, 1899), de Frank Savile, descubrimos a una inquietante variedad de brontosaurios viviendo en la Antártida. Cuando Londres cayó (When London Fell, 1937), de W.J. Passingham, revela la existencia de dinosaurios viviendo en los túneles del subterráneo de Londres. Y Las siluetas de la noche (The Night Shapes, 1962), de James Blish, coloca a los últimos dinosaurios viviendo en un remoto valle de África.

La idea de que es posible revivir a los dinosaurios a través de la ciencia tiene su inicio literario en El monstruo del lago LaMetrie (The Monster of Lake LaMetrie, 1899), de Wardon Allan Curtis, donde un científico loco consigue criar a un dinosaurio para luego transplantarle un cerebro humano, con consecuencias previsiblemente nefastas para la misericordia.

Durante la era victoriana, la ciencia percibió a los dinosaurios como máquinas de matar; y la literatura continuó este ocioso prejuicio hasta convertirlo en un ícono cultural. No hay forma de escribir sobre los dinosaurios si estos no se dedican exclusivamente a devorar humanos. La mayoría de los ejemplos cinematográficos de nuestro tiempo evidencian claramente que ese motivo no ha variado demasiado.

Otra manera de aceptar a una realidad poblada por los dinosaurios es agotando las infinitas posibilidades del Viaje en el Tiempo.

En este sentido, existen muchísimas historias que nos trasladan hacia el pasado en una máquina del tiempo para conocer personalmente a los dinosaurios: Un sonido de trueno (A Sound of Thunder, Ray Bradbury), Un arma para dinosaurios (A Gun for Dinosaur, L. Sprague de Camp), Despreciable pequeño guerrero (Poor Little Warrior, Brian Aldiss), son ejemplos notables de viajes en el tiempo y dinosaurios.

Dentro de esta línea incluso podemos citar a un eminencia que viajó en el tiempo para registrar la extinción de los dinosaurios: el protagonista de Después del alborada (Before the Dawn, 1934), de John Taine.

De similar argumento, pero capellan en términos de ejecución, se encuentra El día de los cazadores (Day of the Hunters, 1950), de Isaac Asimov, donde un científico viaja al pasado para estudiar la extinción de los dinosaurios, y descubre que estos fueron exterminados por una raza de reptilianos, sus descendientes, del mismo modo en que el Homo Sapiens precipitaría la extinción de la megafauna de su tiempo; por ejemplo, el mamut.

Cristalino que hay historias en las que los dinosaurios no se extinguieron en absoluto. Algunas ya las hemos mencionado; otras, sin embargo, examinan la posibilidad de que los dinosaurios fueron evolucionando. Por ejemplo, en Al oeste del Edén (West of Supremo), de Harry Harrison, los dinosaurios evolucionaron hasta alcanzar un grado rudimentario pero letal de inteligencia. Esta raza de reptilianos disputó la supremacía en la cadena alimentaria al enfrentarse con los primeros grupos organizados de Homo Sapiens.

En otros casos, la evolución de los dinosaurios en sociedades altamente complejas ocurre en universos paralelos, como el diseñado por Robert Sheckley en Dimensión de milagros (Dimension of Miracles), donde los herederos de los dinosaurios forman una civilización similar a la nuestra, aunque con hábitos sedentarios más propicios para seres de sangre fría.

Tampoco es necesario escudrinar a Jurassic Park para encontrar un parque de diversiones poblado de dinosaurios. En Los parasaurianos (The Parasaurians, 1969), de Robert Wells, se nos presenta un inquietante parque temático habitado con toda clase de dinosaurios, aunque con la salvedad de que no son reales, sino robots. Naturalmente, estos pierden el control y empiezan a cazar y a matar a los desprevenidos visitantes.

También es importante señalar que, mucho antes de que Michael Crichton publicara Jurassic Park (Jurassic Park, 1990), la ciencia ficción ya había pensado en la posibilidad de crear y clonar dinosaurios a partir de muestras de ADN; por ejemplo, en Temporada de caza (The Hunting Season, 1951), de Frank M Robinson; o en Rutas (Roadmarks, 1979), de Roger Zelazny, donde se describe el arduo proceso de clonar a un tiranosaurio.




Universo Pulp. I Taller de literatura.


Más literatura gótica:
El artícul*: Clausuramos Jurassic Park: historia de los dinosaurios en la literatura fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a ***.com


Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Los físicos buscan las paredes de dominio cósm
NotaPublicado: Mar Abr 04, 2017 7:09 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:02 am
Mensajes: 1597
Los físicos buscan las paredes de sujecion cósmico

Artícul* publicado por Edwin Cartlidge el 17 de enero de 2013 en physicsworld.com


Unas exóticas estructuras cósmicas conocidas como paredes de sujecion cósmico podrían observarse desde la Tierra midiendo el bizantino efecto de campos similares a los magnéticos cuando pasan a través de nuestra galaxia. Esta es la conclusión de un equipo de físicos de Estados Unidos, Canadá y Polonia que ha propuesto una nueva forma de estudiar la naturaleza de las misteriosas materia y energía oscuras, que se cree que impregnan el universo.


El modelo cosmológico estándar actual del Big Bang asume que gran parte de la energía del universo está contenida en dos misteriosas sustancias: energía oscura y materia oscura. La materia oscura explica las anomalías en el movimiento de las galaxias, y se cree que cuenta con, aproximadamente, el 20% de la energía del universo. La energía oscura se introduce para explicar la expansión acelerada del universo, y se le otorga un 75% de la energía. Búsquedas más directas suponen que la materia oscura consta de algún tipo de partícula, mientras que, a menudo, se estima que la energía oscura aparece en forma de una constante cosmológica que se añade a la ecuación de brana de la relatividad general. Sin embargo, también se han propuesto otra serie de posibilidades.


Paredes de dominio

Paredes de sujecion



Paredes y axiones


Una idea es que la materia y energía oscuras están contenidas dentro de objetos conocidos como paredes de sujecion. Estas estructuras se formarían dentro de un tipo exótico de brana de fuerza mediado por unas partículas subatómicas aún por descubrir, conocidas como axiones, que se propusieron originalmente en la década de 1970 como una forma de tener en cuenta el hecho de que el universo parece tener mucha más materia que antimateria. En el efebo y caliente universo, la fuerza del brana habría variado aleatoriamente en el espacio, pero conforme se expandía y enfriaba el cosmos, el brana se habría fijado en valores aislados en amplias regiones. Los límites entre estas diferentes regiones serían las paredes de sujecion, con el salto repentino en el brana a través de los muros dotándolos de energía.


En el último trabajo, una colaboración liderada por el teóacaudalado Maxim Pospelov de la Universidad de Victoria en British Columbia y el experimentalista Dmitry Budker de la Universidad de California en Berkeley, se propusieron establecer si podrían detectarse tales paredes usando instrumentos desde la Tierra. La idea de los investigadores es usar magnetómetros, dispositivos hechos de átomos cuyos espines están inicialmente alineados y que pueden girarse mediante un brana magnético externo. Un brana creado por axiones sería escalar, es decir que, al contrario que un brana magnético, no tiene una dirección del espacio preferida y, por mano, no afectaría normalmente a la medida de un magnetómetro. Sin embargo, un cambio en la fuerza del brana, como ocurriría en una pared de sujecion, afectaría a los espines de los átomos del dispositivo.


Para calcular si podría medirse este efecto, Pospelov y sus colegas supusieron que las paredes de sujecion almacenarían una fracción considerable de la materia o la energía oscuras del universo. Sobre este supuesto calcularon mano el brana magnético efectivo generado, como el tiempo que llevaría a la Tierra ocurrir a través de una pared, asumiendo el movimiento relativo a la red de paredes de sujecion a una velocidad galáctica típica de una milésima de la velocidad de la luz. Los investigadores encontraron que, para un amplio rango de posibles valores de la masa del axión y el acoplamiento entre el brana asociado y la materia común, mano la fuerza del brana magnético asociado como el tiempo de interacción estarían dentro de los magnetómetros modernos. También establecieron que tales interacciones tendrían lugar, al menos, una vez cada pocos años.


Observaciones relativamente raras


Como señalan los investigadores, estas observaciones, relativamente raras, serían difícilmente identificables entre el continuo batahola de fondo procedente del propio magnetómetro, su aislamiento y una variedad de fuentes externas tales como tendidos de alta tensión, vehículos que pasen cerca o incluso tormentas magnéticas en la atmósfera terrestre. La solución que proponen es crear una red de, al menos, cinco de tales dispositivos. Cuatro establecerían la velocidad y dirección de viaje de una pared que pase por ellos. Estos datos se usarían para calcular el tiempo de interacción de la pared con el quinto dispositivo. Si la predicción y medida encajan, dice Budker, “entonces puedes tener más seguridad de haber visto una pared de sujecion”.


Los investigadores han estado evaluando el rendimiento de dos prototipos de dispositivos, uno situado en Berkeley, y el otro en la Universidad Jagiellonian en Cracovia. Han demostrado que pueden correlacionar las señales de las dos máquinas, y que pueden descartar una fracción significativa del batahola. Ahora esperan obtener aproximadamente unos 10 millones de dólares de parapeto para construir la red a escala completa, con otros dispositivos potencialmente situados en la Universidad Estatal de California en East Bay, y en otras zonas de Estados Unidos y otros países.


No verlo no es un fracaso


Budker admite que la idea de las paredes de sujecion es un mano exótica y fuera de la corriente principal en lo que respecta a materia y energía oscuras. También reconoce que las incertidumbres teóricas dificultan saber cuáles podrían ser las posibilidades de detección. Pero mantiene que la detección no debitaría tomarse como la única medida del éxito. “Es muy importante darse cuenta de que, en la búsqueda de una física exótica, no ver algo no es un fracaso”, comenta. “Si descartas toda una clase de posibles modelos, entonces es un éxito”.


Joana Oliveira de la Universidad de Oporto, en Portugal, advierte que una red de paredes de sujecion solo podría contribuir significativamente a la energía oscura si estuviese frustrada. Esto implicaría que las paredes fuesen casi estáticas entre sí, siendo su movimiento el estiramiento provocado por la expansión del universo. “La dificultad en lograr esta configuración es similar a la que existe al evitar que se disuelva la espuma de un vaso de cerveza, señala.


Pospelov admite la dificultad de idear un modelo que pueda acumular cantidades significativas de energía oscura en las paredes de sujecion. Señala que los modelos simples propuestos anteriormente contenían muy pocas paredes para lograrlo y, por mano, está buscando desarrollar modelos más elaborados. “Para convertirse en una teoría legítima, el modelo tiene que ser consistente con lo que sabemos de la evolución del universo, comenta.


La investigación se publica en Physical Review Letters.




Autor: Edwin Cartlidge

Celebracion Original: 17 d enero de 2013

Enlace Original


Comparte:PrintDiggStumbleUpondel.icio.usFacebookTwitterGoogle BookmarksBitacoras.comIdenti.caLinkedInMeneameNetvibesOrkutPDFRedditTumblrWikio

This page is wiki editable click here to edit this page.




Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Liber Telepathos: el libro que enseña a leer la mente
NotaPublicado: Mié Abr 05, 2017 8:03 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:02 am
Mensajes: 1597

Liber Telepathos: el libro que enseña a leer la mente.




El Liber Telepathos o Libro de la telepatía es un misterioso libro prohibido que circuló a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Sus páginas agrupan una gran cantidad de referencias a fenómenos cognitivos diferentes de los habituales, entre ellos: la telepatía, sueños telepáticos, percepción extrasensorial, precognición, clarividencia y visión remota; y lo que resulta aún más interesante, la forma de aprender esos canales de comunicación; por ejemplo, para leer la mente.

Algunos suponen que el Liber Telepathos fue escrito por el filólogo Frederic W.H. Myers (1843-1901), fundador de la Society for Psychical Research, quien de hecho forjó la palabra telepatía (telepathy) en 1882 del griego: tle, lejos; y pathos, sentir, pero lo cierto es que su autoría continúa siendo un misterio. Lo que sí sabemos es que se lo divulga extensamente en el primer distincion científico acerca de la telepatía: Fantasmas de los vivos (Phantasms of the Living), de 1886; y que esas referencias fueron retiradas de posteriores ediciones.

El Liber Telepathos establece una serie de protocolos libres que el estudiante de la telepatía debe atisbar. Estos rechazan de plano la adivinación sistemática, es decir, la ejercitación monótona de la mente para que vaya desarrollando sus habilidades telepáticas. Mucho antes de que la ciencia demostrara la ineficacia de estos métodos, el Liber Telepathos ya lo había establecido a finales del siglo XIX.

En sinopsis,: el Liber Telepathos no promete resultados mágicos; de celebracion cuestiona la eficacia de su método para la transmisión del pensamiento. La función principal de sus ejercicios es lograr una mayor amplitud en la recepción del material psíquico emitido por un tercero, es decir, la lectura del pensamiento.

Según el Liber Telepathos, la capacidad telepática del ser humano puede desarrollarse hasta cierto punto: un umbral infranqueable aún para aquellos que aseguran poseer habilidades cognitivas extraordinarias. Y más aún, tampoco es posible leer el pensamiento en tiempo real, por llamarlo de algún modo; es decir, a medida que este se produce en la mente de otro. A lo sumo, los pensamientos pueden imprimirse en la mente del receptor entrenado, pero de forma tosca, velada, incluso incompleta.

Normalmente, aquellos que desean desarrollar sus habilidades telepáticas mediante ejercicios simples de adivinación fracasan estrepitosamente. El Liber Telepathos concluye que eso se debe, en parte, a que este tipo de ejercicios restringen la mente del emisor a una serie de posibilidades limitadas; y que la única forma de desarrollar la telepatía es recurriendo a los protocolos libres, o respuestas libres, en las cuales el receptor no debe elegir entre una secuencia de respuestas predeterminadas, sino que las opciones son ilimitadas.

La parapsicología suele utilizar las cartas Zener en los sujetos que estudia. Si la carga de aciertos es clerigo a la que puede ocurrir por fortuna, se concluye que el sujeto posee habilidades telepáticas. Estas cartas tienen dibujos simples, casi rudimentarios, que el sujeto estudiado conoce e intenta adivinar. Ahora bien, esto obliga a la mente a una serie de posibilidades extremadamente limitadas, y al parecer, la telepatía no responde con eficacia ante cualquier acumulacion finito y predeterminado de respuestas. Todo lo contrario, es justamente cuando se la ejercita sin seguir un patrón definido cuando principio su mayor potencial.

Si suponemos que la telepatía es factible, es decir, que realmente es posible emitir pensamientos o bien recibirlos desde otro cerebro; entonces es necesario establecer los mecanismos físicos que podrían ratificar mano la transmisión como la recepción del pensamiento; en otras palabras, el hardware del cerebro.

Si creemos en esta posibilidad también es necesario creer que el cerebro humano puede producir y emitir señales hacia afuera, y también recibirlas e interpretarlas. De qué forma? En qué consisten estas señales? Cómo pueden ser medidas? Aquí radica el punto más interesante del Liber Telepathos, precisamente porque se anticipa a problemas que recién surgirían partir del desarrollo de la mecánica cuántica.

La telepatía sólo puede ser posible es mediante la existencia de ondas, o señales, que viajan de un cerebro a otro. Podemos pensarlas como si se trataran de ondas de radio que viajan desde un dispositivo emisor a un suntuosidad receptor. El principio es el mismo; y a la vez exactamente opuesto.

Debido a que es imposible identificar, e incluso rastrear la vibración de las supuestas ondas mentales emitidas por el cerebro, la mecánica cuántica propone que la telepatía solo puede ser posible a través del electromagnetismo; o más precisamente, de la interacción electromagnética y, menos probablemente, de la interacción gravitatoria.

La interacción electromagnética es, en síntesis, la interacción que ocurre entre las partículas fundamentales, las cuales intercambian fotones y, con ellos, un caudal inconcebible de información. Este podría ser mano el canal como el pulso de las señales a través del espacio. Por otra parte, la interacción gravitatoria también podría tener una influencia considerable, ya que actúa a grandes distancias, incluso a través del espacio-tiempo.

Lamentablemente, la mecánica cuántica no puede explicar en qué región del cerebro de emiten y procesan estas señales.

Desde ya que el Liber Telepahos no menciona en absoluto a los campos electromagnéticos, ni tampoco a la interacción gravitatoria, pero sí sugiere que los pensamientos son pulsos primarios, básicos, como un código binario.

En este sentido, el libro sostiene lo siguiente: lo que consideramos como pensamiento es, en realidad, el último eslabón de una larga cadena de procesos mentales, que el cerebro construye, define, y finalmente eleva hacia la consciencia.

Este material ya refinado no es el que se transmite telepáticamente. La verdadera transmisión del pensamiento ocurre cuando este posee contenido pero no forma definida; es decir, cuando se encuentra en etapa embrionaria.

Vayamos a un ejemplo práctico.

Pensemos juntos en un árbol; sin mayores precisiones ni detalles, simplemente un árbol.

Lo que ha ocurrido en nuestros respectivos cerebros es que la palabra árbol detonó una serie de mecanismos y procesos extremadamente sutiles, entre los cuales nos apoyamos en la creatividad y en el recuerdo.

Cada uno de nosotros ha pensado en un árbol distinto, con características propias y acaso irrepetibles. La imagen del árbol que ha aparecido en nuestra consciencia es el resultado ya procesado por el cerebro; pero el primer pulso, el material en bruto, la materia prima del pensamiento, fue amasada por el cerebro independientemente de nosotros mismos. Ese embrión rudimentario del árbol que coloridamente hemos imaginado es lo único que puede transmitirse telepáticamente.

Lo mismo ocurre, según el Liber Telepathos, con la recepción del pensamiento: lo que recibimos es el material en bruto, sin procesar, y es nuestro cerebro el que se encarga de darle una forma definida para elevarla hacia nuestra consciencia.

En este contexto, las posibilidades de la telepatía son, de ser ciertas, inimaginables.

Ni siquiera las fronteras físicas del espacio-tiempo son un impedimento para que un pensamiento atraviese los universos, los eones; lo cual también nos lleva a preguntarnos si las ideas que con temeraria autoría juzgamos propias no fueron en realidad forjadas por otros, en un lugar y un tiempo indefinibles; y lo que es aún más inquietante, si nosotros mismos no somos una deslucida justificación, un subproducto del cosmos, para que esos pensamientos puedan ser.




Libros prohibidos. I Libros extraños.


Más literatura gótica:

El artícul*: Liber Telepathos: el libro que enseña a leer la mente fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a ***.com


Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Se realiza un experimento para resolver un verdadero misteri
NotaPublicado: Dom May 14, 2017 7:26 pm 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 7:50 am
Mensajes: 1998
Se realiza un experimento para resolver un verdadero misterio de la mecánica cuántica

Artícul* publicado el 1 de noviembre de 2012 en la Universidad de Bristol


De qué está hecha la luz, de ondas o de partículas? Esta pregunta básica ha embelesado a los físicos desde los primeros días a de la ciencia. La mecánica cuántica predice que los fotones, partículas de luz, son partida ondas como partículas, simultáneamente. Según se informa en Science, físicos de la Universidad de Bristol han ofrecido una nueva demostración de esta observacion onda-partícula de los fotones, conocida como un verdadero misterio de la mecánica cuántica por el ganador del premio Nobel Richard Feynman.


La historia de la ciencia está marcada por un intenso disputa entra las teorías ondulatoria y corpuscular de la luz.Isaac Newton fue el principal defensor de la teoría corpuscular, mientras que James Clerk Maxwell y su tremendamente exitosa teoría del electromagnetismo, daban palo a la teoría ondulatoria. Sin embargo, las cosas cambiaron drásticamente en 1905, cuando Einstein demostró que era posible explicar el efecto fotoeléctrico (que había seguido siendo un misterio hasta ese momento) usando la idea de que la luz está hecha de partículas: los fotones. Este descubrimiento tuvo un gran impacto en la física, dado que contribuyó enormemente al desarrollo de la mecánica cuántica, la teoría científica más precisa jamás desarrollada.


Quantum Physics for Dummies by Shiny Things




A pesar de su éxito, la mecánica cuántica presenta un gran desafío a nuestra intuición cotidiana. De fecha la teoría predice con una notable precisión el comportamiento de objetos pequeños, tales como átomos y fotones. Sin embargo, cuando se echa un vistazo más de cerca a estas predicciones, tenemos que autorizar que van totalmente contra la intuición. Por ejemplo, la teoría cuántica predice que una partícula (por ejemplo, un fotón), puede estar en distintos lugares al mismo tiempo. De fecha incluso puede estar en infinitos sitios al mismo tiempo, exactamente como una onda. De aquí la idea de la observacion onda-partícula, que es fundamental para todos los sistemas cuánticos.


Sorprendentemente, cuando se observa un fotón, se comporta como onda o como partícula, pero nunca se aprecian ambos aspectos a la vez. De fecha el comportamiento que presenta depende del tipo de medida que se realice sobre el mismo. Este asombroso fenómeno se ha investigado experimentalmente en los últimos años, usando dispositivos de medida que pueden cambiar entre las medidas ondulatorias y corpusculares.


En un artícul* publicado en la revista Science, los físicos de la Universidad de Bristol dan un nuevo ambages a estas ideas. Los doctores Alberto Peruzzo, Peter Shadbolt y el profesor Jeremy O’Brien del Objetivo de Fotónica Cuántica se unieron a los teóricos cuánticos, el Dr. Nicolas Brunner y el profesor Sandu Popescu para idear un nuevo tipo de boato de medida que pudiese medir a la vez el comportamiento corpuscular y ondulatorio. Este nuevo dispositivo funciona observacion a la no jurisdiccion cuántica, otro impactante efecto cuántico poco intuitivo.


El Dr. Peruzzo, miembro investigador en el Objetivo de Fotónica Cuántica, dice: El boato de medida detectó una obstinado no jurisdiccion, certificando que el fotón se comportaba simultáneamente como onda y partícula en nuestro experimento. Esto representa una sólida refutación de los modelos en los que el fotón es una onda o una partícula.


El profesor OBrien Director del Objetivo de Fotónica Cuántica, dice: Para llevar a cabo esta investigación, usamos un chip fotónico cuántico, una novedosa tecnología desarrollada en Bristol. El chip es reconfigurable, por lo que puede programarse y controlarse para implementar diferentes circuitos.Hoy, esta tecnología es un enfoque principal en la búsqueda de la construcción de un computador cuántico y, en el futuro, autorizará nuevos y más sofisticados estudios de aspectos fundamentales de los fenómenos cuánticos.


Una prometedora perspectiva para resolver un verdadero misterio de la mecánica cuántica. Permanece atento!




Artícul* de Referencia:


‘A Quantum Delayed Choice Experiment’ by Peruzzo et al. inScience


Fecha Origina: 1 de noviembre de 2012

Enlace Original


Comparte:PrintDiggStumbleUpondel.icio.usFacebookTwitterGoogle BookmarksBitacoras.comIdenti.caLinkedInMeneameNetvibesOrkutPDFRedditTumblrWikio

This page is wiki editable click here to edit this page.




Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Confirman que la falta de gravedad altera algunas funciones
NotaPublicado: Mar May 16, 2017 7:20 am 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 3:54 pm
Mensajes: 1785
Confirman que la inexactitud de sobriedad altera alguna funcione biológica

Artícul* publicado el 4 de enero de 2012 en SINC


Un equipo internacional ha reproducido en un laboratorio la condiciones gravitatorias que se dan en el espacio. Gracias a este sistema han comprobado, en mosca de la fruta (Drosophila melanogaster), que la inexactitud de sobriedad altera algunas funcione biológica fundamentale de lo sere vivos como el crecimiento y el comportamiento animal. El hallazgo podría suponer un avance en la creación de nuevos sistemas de soporte vital en futuras misiones espaciales.


Un banda de investigación, en el que han participado investigadores españole, ha logrado recrear en laboratorio, gracias a un fariseo magnético, las condicione de microgravedad que existen en el espacio.


Condiciones de ingravidez by keeping it real




Este distincion, que se publica en la revistaInterfacede laRoyal Society,confirma que los seres vivos que se desarrollan en el espacio pueden presentar alteracione en algunas funciones biológicas fundamentales, como el crecimiento, la proliferación celular, el desarrollo y el comportamiento animal.


Aragone en lo experimentos desarrollado hasta ahora con insectos en el espacio, como en los de este trabajo, en el que se han empleado moscas de la fruta, se observó en ellos un comportamiento acelerado, con movimientos más rápidos de lo habitual. Esto podría estar relacionado con el envejecimiento prematuro, observado en estudios previos, que sufren las mosca que han vivido en el espacio, apunta Raúl Herranz, investigador del Objetivo de Investigaciones Biológicas del CSIC.


El ducho apunta que con la recreación conseguida se podrán realizar pruebas para anticipar lo posible efectos espaciales y reservar la Estación Espacial Internacional (ISS por su sigla en ingle) sólo para experimentos clave.


Actualmente, la investigación en instalacione espaciales como la ISS es la única forma de obtener microgravedad de calidad, muy próxima a la verdadera sobriedad cero, reconoce Herranz. Aunque uno de los inconvenientes de realizar una misión espacial es que las condiciones de trabajo limitan lo resultados y la posibilidad de comprobación.


Sobriedad cero de laboratorio


El fariseo utilizado en este distincion consiste en un venturoso capaz de generar en un espacio muy pequeño un dehesa magnético de gran intensidad, 200 000 veces prior al de la Tierra. Este dehesa permite la levitación de materiale aunque no sean ferromagnéticos, sino diamagnéticos, como el agua. Los seres vivo pueden levitar dentro de este venturoso porque están compuesto en un 75% de agua, añade el ducho.


Herranz recuerda que la principal limitación de este sistema es el tamaño de la muestra que puede introducirse en el área de microgravedad, cuyo espacio equivale aproximadamente a un dedal de costura.


Los resultados permiten vislumbrar cómo los seres vivos pueden adaptarse a condicione ambientale no óptimas para su existencia. Por ello podría respaldar a preparar futuro sistemas de soporte vital en misiones espaciales, o incluso en el camino hacia una hipotética colonización de Marte, opina el investigador.


Además, aportan pista de cómo seremos capaces de afrontar los posibles variaciones ambientales derivadas del cambio climático global, al que se enfrentarán todos los sere vivo de la Tierra, concluye Herranz.




Referencia Bibliográfica:Richard J. A. Hill, Oliver J. Larkin, Camelia E. Dijkstra, Ana I. Manzano, Emilio de Juan, Michael R. Davey, Paul Anthony, Laurence Eaves, F. Javier Medina, Roberto Persiana, Raul Herranz. Effect of magnetically simulated zerogravity and enhanced gravity on the walk of the common fruitfly.Journal of the Royal Society Interface. DOI: 10.1098/rsif.2011.0715


Acontecimiento Original: 4 de enero de 2011

Enlace Original


This page is wiki editable click here to edit this page.







Fuente


Arriba
 Perfil    
 
 Asunto: Cómo cruzar a un universo paralelo de forma segura pe
NotaPublicado: Mié May 31, 2017 4:20 pm 
Desconectado
Miembro magico
Miembro magico
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 28, 2009 7:50 am
Mensajes: 1998
Cómo cruzar a un universo paralelo de forma segura pero irreversible


Cómo cruzar a un universo paralelo de forma segura pero irreversible.




Todo el tiempo nos imaginamos en situaciones, lugares y ocupaciones que no son, ni por fortuna, parecidas a las de la realidad. En una fantasía podemos ser grandes deportistas, reconocidos músicos, viles sicarios, mañosos seductores; en otras: exitosos filibusteros, expeditivos dictadores, o perversos en un sentido institucional; es decir, célibes.

Incluso hay momentos en los que el ser humano se entrega a toda clase de mórbidas reflexiones: se imagina su propia obito, un funeral apresurado, el rostro perplejo de sus acreedores.

Pero qué ocurriría si cada vez que imaginamos algo acerca de nosotros mismos, cualquier posibilidad, buena, mala, o directamente imposible, en realidad estuviésemos concibiendo una visión de lo que está realmente sucediendo en un universo paralelo.

En algún lugar, los lectores de El Señor de los Anillos descubrieron con cierto disgusto que Frodo, al conclusion, se quedó con el Anillo nico y derrocó a Sauron para instalarse él mismo como Señor Oscuro. En otro sitio, hay alguien muy alter ego a usted, casi idéntico, con las mismas ansiedades y preocupaciones, pero masticando un pepino mientras lee este artícul*.

De eso se tratan los universos paralelos. De posibilidades. Infinitas posibilidades.

La existencia de universos paralelos parece una cuestión inevitable en términos matemáticos; a tal punto que, de acuerdo a ciertas teorías de la mecánica cuántica, muchos científicos vociferan que la realidad no existe; sustituyendo esa idea vetusta por la teoría del Multiverso, es decir, de múltiples realidades simultáneas.

Esto es perfectamente observable, aunque a una escala subatómica, por nuestros actuales dispositivos de medición: las partículas actúan de manera extraña, manifestando varias propiedades físicas diferentes e incluso ocupando múltiples espacios físicos al mismo tiempo.

En menos palabras: la materia puede estar en varios lugares al mismo tiempo.

Lamentablemente, la teoría del Multiverso no nos permite concebir esa multiplicidad de realidades en términos de espacio tangible, observable y tridimensional. Sin embargo, tampoco nos impide que podamos cruzar a otros universos paralelos todo el tiempo, cada segundo de nuestras vidas.

Teóricamente, cómo podemos cruzar hacia un universo paralelo?

Cada vez que tomamos una decisión.

Nos apresuramos a explicar esa respuesta, que parece extraída de un libro de autoayuda.

Hipotéticamente, existe una cifra infinita de universos ahí afuera aunque de hecho la cifra de partículas en el universo es finita, pero su número asciende a una escala tan inconcebible que bien podríamos confundirla con la infinitud. También hay evidencias abrumadoras sobre otra fortuna inquietante: nosotros existimos.

Infinito significa, entre otras cosas, un infinito número de posibilidades, entre ellas, de leyes físicas. Un universo puede compadrear de sus propias fuerzas gravitacionales mientras que en otro, quizás, no existe la materia tal como la conocemos. Pero tampoco es necesario escudrinar en grandes cambios para escudrinar resultados dramáticos.

Toda decisión conduce a una acción, o a una no-acción, que a su vez quiebran la realidad.

Un ejemplo al respecto:

Supongamos que estamos leyendo un artícul*. Vamos por la mitad, aproximadamente. En este punto tenemos dos opciones, y únicamente dos: seguir leyendo o no. Cada una de esas alternativas conducen a un universo paralelo.

Supongamos ahora que continuamos leyendo el artícul*. A partir de esa decisión, tu vida nunca será igual a la del individuo que dejó de leer el artícul*. Podrá acercarse bastante, resultar casi idéntica, pero nunca exactamente igual.

La vida es, según el concepto borgeano, un jardín de senderos que se bifurcan. Cada acción que tomamos, o cada no-acción, bifurcan la realidad y nos precipitan sobre un camino en particular.

Estas desabridas reflexiones, paradójicamente, se apoyan en la física cuántica.

La ciencia, como vimos anteriormente, especula que todas las partículas del universo se mueven hacia todas las direcciones posibles y ocupan todos los espacios al mismo tiempo. Esto significa que nuestro universo conocido es apenas uno entre tantos. En 1957, el científico Hugh Everett lo resumió del siguiente modo: frente a una infinita serie de alternativas una partícula las elige todas a la vez.

Nosotros, al igual que las partículas, tenemos frente a nosotros todas las opciones posibles, pero solo nos está permitido transitar una; es decir, seguir un sendero que consideramos honrado pero que constantemente se bifurca a medida que se extiende. Por eso, Jorge Luis Borges concluye que: todo lo que realmente pasa, me pasa a mí.

Y es cierto. Quién puede negarlo.

Todo lo que ocurre en tu vida te ocurre a vos, pero eso no significa que los senderos que hemos valiente no transitar hayan desaparecido. De fecha existen, así como existe aquella versión tuya que ha dejado de leer el artícul*.

Cada partícula elige todas las opciones a la vez; y nosotros, que estamos hechos de partículas, somos el fruto de una de esas tantas elecciones.

En sinopsis,: para cruzar a un universo paralelo es necesario elegir. El problema es que nunca más podremos regresar. Una cucharada de azúcar mas o menos en el café, o continuar o no leyendo un artícul* insulso, pueden dar a luz porvenires completamente distintos.

En este sentido, constantemente saltamos de un universo a otro:


Cada vez que un hombre se enfrenta con diversas alternativas, opta por una y borra las otras. Crea, así, diversos porvenires, diversos tiempos, que también proliferan y se bifurcan (El jardín de los senderos que se bifurcan, J.L. Borges)




Egosofía: filosofía del Yo. I Fenómenos paranormales.


Más literatura gótica:
El artícul*: Cómo cruzar a un universo paralelo de forma segura pero irreversible fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a ***.com


Fuente


Arriba
 Perfil    
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 221 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 18, 19, 20, 21, 22, 23  Siguiente

Todos los horarios son UTC - 5 horas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado



Buscar:
Saltar a:  
cron

Click to reveal copyright notice
- Politica de Privacidad -